Sucesos

La PNB asesinó a obrero de tres tiros en el pecho

Aún con vida, los agentes lo trasladaron a la morgue del Hospital Los Magallanes donde prohibieron a los médicos que lo atendieran

cicpc

Archivo

 En esa vivienda reside una pareja, que está detenida

Funcionarios de la PNB, pertenecientes al cuadrante 7, estación El Amparo, entraron de manera violenta el jueves a las 4:00 am a una vivienda del sector Tamanaquito en Catia, donde José Franyer Villarroel López, de 21 años de edad, estaba pasando unos días y amenazaron a su esposa quien recibió una patada en el pecho.

Luego de agredir a la cónyuge se dirigieron a la habitación en la que estaba Villarroel López y le ordenaron que se lanzara por la platabanda de la casa, pero la víctima se opuso. En esa vivienda reside una pareja, que está detenida.

Yubirí Villarroel, madre de Villarroel López, relató que ante la negativa de brincar del techo de la casa los policías sacaron a su hijo a la fuerza a la parte baja de la zona, donde hay un barranco. Según la madre del joven, los policías realizaron una llamada telefónica a un hombre y le pasaron el teléfono al muchacho, quien presuntamente respondió: “¿Por qué no viniste a matarme personalmente?”, y colgó. Luego los funcionarios le propinaron una golpiza y le dieron tres tiros en el pecho. Villarroel López quedó vivo y fue trasladado por la PNB a la morgue del Hospital Los Magallanes de Catia bajo la orden de que lo dejarán boca abajo y que ningún médico lo atendiera.

Al transcurrir las horas, familiares empezaron a preocuparse y decidieron ir al centro asistencial. Un pariente fue cinco veces y el personal de guardia le decía que Villarroel López no estaba ahí. Finalmente a las 10:00 pm le dijeron que el joven sí estaba en el hospital.

Yubirí Villarroel denunció que el cadáver de su hijo fue trasladado a la morgue de Bello Monte el sábado a las 11:00 pm; en su opinión, estaban retrasando todo el procedimiento de rigor, pues en la medicatura forense le entregaron el cadáver el domingo a las 4:30 pm.

José Franyer Villarroel López era obrero y su residencia era en Antímano; su madre desconoce quién lo mandó a matar, tampoco sabe los motivos.