Sucesos

Padres denunciaron que su hijo fue muerto en protesta en Petare

El hombre, el mayor de 16 hijos, recibió dos tiros en un costado el sector La Línea de Puente Baloa el martes cuando iba a comprar el desayuno

ctv-oh7-sucesos

 El hombre, el mayor de 16 hijos, recibió dis tiros en un costado, en el sector La Línea de Puente Baloa, el martes cuando iba a comprar el desayuno 

Carlos Eduardo Aranguren Salcedo, de 30 años de edad, el mayor de 16 hermanos, vendedor de chucherías en unidades del transporte público, fue ultimado de 2 tiros en el costado derecho, el martes a las 8:00 am en Puente Baloa, sector La Línea de Petare, en una protesta que realizaban los vecinos en esa zona.

En ese momento había una batalla campal entre los funcionarios de la GNB que disparaban y lanzaban lacrimógenas, y los vecinos que se defendían.

A esa hora Aranguren Salcedo salió de su casa en Barrio Unión. Iba con su hermana de 15 años de edad a comprar queso y empanadas para el desayuno de los hermanos menores. Ambos se sorprendieron cuando sintieron detonaciones. La adolescente se asustó al ver lo que ocurría.

Ella se separó de su hermano y se ocultó detrás de un camión, y fue cuando Carlos Eduardo fue impactado por los proyectiles. Una vecina que le llamó la atención a la muchacha le dijo que su hermano estaba herido. Ella se asomó y lo vio en el pavimento, le hablaba y no le respondía. El cadáver fue levantado rápidamente por una comisión del Cicpc que lo llevó a la morgue.

Cuando a María Aranguren, madre de la víctima, le avisaron creyó que su hijo estaba herido y fue al Hospital de El Llanito donde se sentían los efectos de las lacrimógenas.

Vio que a ese centro llegaban personas con la cara partida y otras asfixiadas por los gases.

Al enterarse de que su hijo había muerto tuvo que ir al Cicpc de El Llanito para declarar y lo primero que le dijo un policía fue que su hijo era un guarimbero cuestión que ella le negó.

Tanto María Aranguren como el padre de sus 16 hijos, César Pérez, pidieron que se hiciera justicia en este hecho y que se determinara de qué arma de fuego hicieron los dos tiros que segaron la vida de su hijo mayor.

Pérez dijo que hay que establecer responsabilidades, además de conocer si se trató de un arma larga la que dispararon. También pidió que se determinara si fue un civil o un funcionario de la GNB el que hizo los disparos.

El padre de la víctima ratificó lo dicho por su pareja, en cuanto a que su hijo no formaba parte de la protesta que había en ese momento.

La familia la integraban 11 hembras y 5 varones ahora quedan 2 varones porque Carlos es el tercero que matan.

Hace 8 años ultimaron a César Pérez, de 20 años de edad, para robarle un reloj en El Llanito. Por el homicidio hubo un preso que luego quedó en libertad.

Después mataron a Kevin Orlando Pérez, de 20 años de edad, cuando fue a cobrar un dinero que un hermano de él había prestado.

María Aranguren dijo que los GNB obligaban a la gente a recoger las conchas de proyectiles y restos de las lacrimógenas que estaban en la calle y agregó que incluso los ataques de la GNB afectaron a los alumnos del liceo San Lucas.

César Pérez, el padre, explicó que personas que estaban cerca del área de la protesta le indicaron que se escucharon disparos efectuados con armas largas.

Informe oficial

Sin civiles

El general Néstor Reverol, ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, contabilizó 6 funcionarios heridos, 5 de ellos de la GNB y 1 de Polisucre, en Caracas, así como 17 negocios saqueados en varios municipios de Carabobo, además del incendio de la sede de la Defensoría del Pueblo, en esa entidad, durante los actos vandálicos que se han presentado por las protestas. También informó de 2 fallecidos y 10 heridos en el vuelco de un autobús en la autopista a Puerto Ordaz, el martes en la noche, y que atribuyó al vandalismo. Reverol, durante su informe, repudió la violencia con la que culminó el Trancazo realizado el martes para protestar contra la represión.