Sucesos

Mataron a mototaxista y lo sepultaron en la vía de El Junquito

El miércoles seis hizo una carrera hasta Los Flores de Catia, y fue la última vez que familiares supieron de su paradero

ctv-xvh-full 1384085e6
Por SANDRA GUERRERO| Sguerrero@el-nacional.com

Una verdadera odisea ha vivido la familia Rivas Martínez para hallar a uno de sus integrantes que desapareció el 6 de este mes. El lunes en la noche fue cuando supieron que el cadáver fue hallado enterrado en el sector Coco Frío, en el kilómetro 3 de El Junquito.

Howard Manuel Rivas Martínez, de 39 años de edad, que laboraba como mototaxista de la línea Los Reyes del Oeste, en la calle El Lago de Catia, solía ir a su casa, en el barrio Isaías Medina Angarita, a las 8:30 pm; su familia se alarmó cuando ese día no llegó.

La última carrera la hizo a un conocido, de unos 50 años de edad. Salió de la parada de la línea y lo llevó hasta Los Flores de Catia. Lo dejó en la puerta de su casa. Se suponía que luego iría a su vivienda.

Yoledy Rivas, hermana de la víctima, hizo el relato de lo ocurrido, acompañada de su madre Leira Martínez y otros parientes.

Rivas recordó que su cuñada, pensando que su esposo regresaría, dijo: “Vamos a llamar a Howard para que traiga café”, pero él nunca respondió las llamadas. “Mi cuñada y yo fuimos al Hospital de Los Magallanes y a la morgue”, explicó.

Desde entonces los parientes del desaparecido comenzaron a recorrer servicios de terapia intensiva, trauma y otras dependencias de hospitales ante la posibilidad de que hubiese sufrido un accidente y no hubiese tenido oportunidad de avisarle a su familia. También fueron a sectores como Plan de Manzano y El Limón de la carretera vieja Caracas-La Guaira, sin obtener resultados.

El lunes la familia se dirigió al Hospital de Coche porque les informaron que allí había una víctima con el nombre del desaparecido y desde allí los remitieron a la morgue de Bello Monte donde constataron que efectivamente había un cadáver con identidad y cédula de Rivas Martínez, pero quedó descartado mediante los rastros dactilares.

Pasadas las 10:00 pm la familia se retiró de la medicatura y cuando llegaban a su casa alguien los llamó para decirles que el cadáver había sido hallado enterrado en el kilómetro 3 de El Junquito y tuvieron que volver a la morgue. Comprobaron que se trataba de Howard Manuel, llevaba la ropa con la cual salió el miércoles 6 de su casa.

Lo que hasta ahora no han hallado es la moto, el reloj, celular, cartera con documentos y demás pertenencias. La víctima era padre de una niña de 6 años de edad, e integraba una familia de cinco hermanos.

Yoleidy Rivas relató que al día siguiente de la desaparición de su hermano llamaron a su celular y él atendió. La voz era entrecortada, pero la comunicación se cortó y no volvieron a establecer contacto. Ella se quejó por la forma en que los trataron cuando fueron al Cicpc a hacer la denuncia de la desaparición.

Leira Martínez, madre de Howard Manuel, en medio del dolor que la embarga habló sobre lo ocurrido. Llamó la atención del presidente de la República sobre el número de personas desaparecidas. “Apareció porque lo buscamos. Hicimos recorridos, pero ninguno del Cicpc salió. No es posible que maten a gente inocente. Siempre llegaba a la casa para ayudar a su hija a hacer la tarea”, dijo.