Sucesos

Mataron a dos hombres en dos días en presuntos enfrentamientos

En ambos casos los cuerpos de seguridad alegaron resistencia a la autoridad. Los familiares negaron la versión oficial

Morgue de Bello Monte

Archivo

Foto: Referencial

Por Arturo Guillén

Entre martes y miércoles murieron Keivi Salazar Garrido, de 25 años de edad, y Andrés David Barrios Pascuale, de 26 años de edad, respectivamente, presuntamente en enfrentamientos en los que actuaron dos organismos policiales distintos. Cuando Salazar fue ultimado, el día martes, actuó el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas; el segundo el operativo fue realizado por funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana.

En la morgue de Bello Monte se concentraron los familiares de ambos ultimados y declararon a la prensa lo sucedido. José Gregorio Garrido, hermano de Salazar, relató que Keivi se encontraba comiendo en su vivienda, en sector El Encantado, en el callejón El Pocito, en el barrio San Blas de Petare, el martes a las 3:00 pm. En ese momento, funcionarios del Cicpc llamaron a la puerta, Salazar la abrió y sin mediar palabras los agentes le dispararon dos veces en el pecho, relató. Los mismos policías lo trasladaron al hospital Domingo Luciani donde llegó sin signos vitales, afirmó el hermano. Señaló que causaron destrozos a la casa, aunque no reportaron que se llevaran ningún bien.

Keivi Salazar Garrido vivía con su esposa en el mencionado sector y deja en estado de orfandad a un niño de 3 años de edad. Era el segundo de tres hermanos y se desempeñaba como trabajador de construcción. Sus familiares enfatizaron en que no presentaba ningún tipo de antecedentes y que nunca estuvo detenido. Las autoridades policiales alegaron enfrentamiento, mientras que sus parientes negaron que ocurriera un intercambio de disparos.

Los parientes de Barrios indicaron que Andrés David se dirigía a visitar a su padre, en La Guaira, en un vehículo Yaris color vinotinto el miércoles a las 3:00 pm. Cuando se trasladaba por el túnel La Planicie, funcionarios de las FAES de la PNB le obstruyeron el paso y le dispararon. Los agentes lo llevaron al hospital Miguel Pérez Carreño donde llegó sin vida. Andrés David Barrios Pascuale era el mayor de siete hermanos, no deja hijos y vivía en Chacao.

Parientes aseguraron que no tenía antecedentes y que la policía alegó enfrentamiento, e informaron que tenía dos expedientes abiertos por robo.