Sucesos

Mataron a un agricultor de un tiro en una montaña

El hombre fue de cacería con dos amigos al cerro de La Mariposa y presuntamente el chopo se disparó accidentalmente cuando se marchaban

Sucesos Foto referencial

La familia de Reinaldo José Flores González, agricultor de 42 años de edad, esperaba ayer los resultados de la autopsia que le practicarían al cadáver y la prueba de ATD para conocer cómo ocurrió el hecho en el que Flores González murió, en una montaña aledaña al dique de La Mariposa donde solía ir de cacería con amigos. Antes de la muerte del agricultor habían cazado un venado.

El suceso ocurrió el martes a las 9:30 am, cuando junto con sus amigos se disponía a retirarse. Allí pasaron tres días. Como Flores González tenía conocimiento de las armas que utilizaban en la cacería, comenzó a guardar dentro de un bolso los chopos que utilizaron y al introducirlos una de esas armas, de fabricación casera, se le disparó accidentalmente. Al proyectil impactar el lado derecho del abdomen, parte de las vísceras quedaron expuestas, dijo Norelys Flores, hermana mayor de la víctima, a quien le parece extraño que, si ya se iban, Reinaldo José estuviese descalzo y sin camisa, solo vestía pantalón.

Uno de los amigos llamó a la familia que se trasladó al sitio, y también llegaron comisiones del Cicpc, Protección Civil y de la GNB.

Reinaldo José Flores González vivía en Hoyo de la Puerta donde tenía un sembradío de verduras y hortalizas. Era el menor de cuatro hermanos.

Un total de 59 cadáveres ingresó a la morgue de Bello Monte desde el sábado hasta ayer. De viernes a sábado llevaron 23 cadáveres a esa unidad. De sábado a domingo los ingresos fueron 10 cuerpos. De domingo a lunes se recibieron 6 cadáveres; 12, entre lunes y martes, y 8 entre martes y ayer.

Quejas

Empleados de las funerarias que prestan servicio a familiares que van a la morgue a retirar a cadáveres se quejaron del maltrato que reciben de un hombre de apellido Jordán, empleado de seguridad de esa medicatura, que los desaloja de forma grosera.

El personal de funerarias entra a esa dependencia para tramitar las constancias de cava, sellar permisos de traslados y servir de apoyo a los parientes.

Una modalidad implementada es que los carros fúnebres deben estacionarse a más de una cuadra de la morgue. Cuando Jordán está de guardia como supervisor, es quien da la orden de la entrega de los cuerpos así ya se hayan cumplido todos los trámites.

Estos obstáculos ocasionan retardo en la entrega. Además, empleados del Senamecf también se quejas del maltrato verbal que les da este funcionario, que tiene cuatro meses en esa unidad forense. 

Tags