Sucesos

Localizaron cadáver de mujer a orillas de un río en Guatire

El cuerpo fue hallado el 2 de mayo con signos de haber sido estrangulada e incinerada. La familia se enteró 19 días después. Su hijo, de 13 años de edad, desapareció

Morgue

ALEX DELGADO

Foto: Referencial

Por SANDRA GUERRERO | sguerrero@el-nacional.com

El cadáver de Jéxica Yamire Ramírez Taborda, de 44 años de edad, fue hallado el miércoles 2 a orillas del río El Ingenio, en Guatire, estado Miranda. Murió por estrangulamiento y también le prendieron fuego, por lo que tenía quemaduras en 40% de su cuerpo. Desde entonces su único hijo, Eduardo José Mendoza Ramírez, de 13 años de edad, está desaparecido. Ambos sufren de discapacidad intelectual. Ella no sabía leer ni escribir y el adolescente tampoco.

El 21 de mayo, sus familiares que residen en Maracay, estado Aragua, se enteraron de lo ocurrido. La noticia le llegó vía mensaje de voz a su hermana Eglys Blanco. El mensaje decía: “Vayan a buscar a la catira que está en la morgue de Bello Monte”. Ese mismo día la familia se trasladó a Caracas y fue a la medicatura forense para reconocerla e iniciar los trámites para retirar el cadáver.

La persona que continuó enviando mensajes de texto ha estado manifestándole a Eglys Blanco que no puede llamar porque el audio del celular está dañado. La familia de Jéxica Yamire, que es la mujer número 40 ultimada en 2018 en la Gran Caracas, reconoce el número telefónico desde el cual ella llamaba a su madre y hermanas. Ese celular se lo prestaban a la víctima.

En otro mensaje les han manifestado a los parientes que el hijo de la víctima se encuentra en la Lopna, en La Guaira, y no han logrado verificar la información porque están realizando los trámites para el retiro del cuerpo y conseguir los recursos para cancelar el sepelio. Una vez que esto se cumpla verificarán si el adolescente está en esa unidad.

Para el martes 29 tenían previsto el entierro en el cementerio La Primavera, en el sector Santa Rosa de Maracay, pero este camposanto fue intervenido y cerrado porque se detectó la presunta venta ilegal de fosas y osamentas. Ayer esperaban la donación de una urna para realizar las exequias en el cementerio de Los Teques. Una amiga de la madre les donó la bóveda.

Jéxica Yamire Ramírez Taborda era la mayor de cuatro hermanos y trabajaba por su cuenta, algunas veces limpiaba casas. Sus hermanos desconocen la identidad del hombre que convivió con ella los últimos seis años de su vida, cuatro de los cuales residió en Maracay. Sus parientes sabían de ella a diario; de la pareja solo saben que se llamaba José, de aproximadamente 53 años de edad, y es quien envía los mensajes narrando lo ocurrido.

Ramírez Taborda se mudó de Maracay a Caracas hace dos años con su hijo y con su marido, que su familia no conoce. En diciembre pasado fue a visitar a la familia y prometió regresar en Semana Santa y no volvió.

Blanco dijo que el pasado Día de la Madre su madre recibió un mensaje de felicitación a las 2:00 am, del mismo celular desde donde avisaron la muerte de Jéxica Yamire.

En Maracay, el hijo de la víctima estudiaba en una escuela para niños especiales y luego que se fue a Caracas la madre buscaba un plantel similar.

En el Cicpc no recibieron la denuncia sobre los mensajes enviados a una hermana de la víctima porque no tienen identidad del presunto autor.

La Cifra

40 mujeres han sido ultimadas en lo que va de 2018 en la Gran Caracas, según cifras obtenidas de manera extraoficial