Sucesos

Familia pide investigar muerte de detenido por Polisucre

Estuvo 9 días preso en el Coliseo de La Urbina y de allí lo llevaron a un hospital. Al día siguiente de su deceso fue cuando lo supo la familia

Polisucre

Los familiares de Dixon David Toledo Mendoza, de 22 años de edad, quien murió en el Hospital de El Llanito este martes luego de permanecer detenido en el Coliseo de La Urbina de Polisucre al recibir presuntos maltratos por parte de funcionarios de ese organismo, solicitarán que se inicie una averiguación y se fijen responsabilidades para que se haga justicia.

El hombre que laboraba con su mamá en la economía informal vendiendo cigarrillos en la redoma de Petare, fue aprehendido por violencia doméstica por una comisión de ese organismo policial el domingo 26 de noviembre en su casa del sector La Barraca, barrio La Bombilla de Petare. Habría golpeado a su pareja y a la hija de esta de 3 años de edad, en medio de una discusión en la que perdió el control.

El lunes 27 fue trasladado a un tribunal y la abogada que le asignó la familia para su defensa manifestó a sus parientes que había que buscar la manera de lograr su libertad porque lo vio en el juzgado y se percató de que estaba muy maltratado físicamente, según el relato de los familiares.

Durante los 9 días que permaneció en el Coliseo no le permitieron la visita de su mamá y de ningún allegado. Los funcionarios solo recibían la comida que le llevaban y le decían a la familia que no podían verlo porque estaba privado de libertad. Al parecer el detenido tenía problemas para deglutir los alimentos.

De acuerdo con la versión, Toledo Mendoza no estaba recluido junto con los demás detenidos, sino en un lugar apartado. Presuntamente las tres comidas que la familia le llevaba no se las entregaban. En una conversación que sostuvo con la mamá, el domingo, logró decirle que no había tenido problemas con los presos, pero sí con los policías. Después no hubo más contactos con la familia.

El martes, cuando la madre le llevó el desayuno al mayor de sus tres hijos en el Coliseo, le informaron que éste tenía un ataque de asma y debía buscar un inhalador además de unos medicamentos. Ella salió en busca del pedido, pero solo encontró antialérgicos que llevó a la sede policial.

Sin embargo, ese día Toledo Mendoza había sido trasladado al Hospital Domingo Luciani de El Llanito, donde falleció a las 5:00 pm. La familia se enteró al día siguiente de lo ocurrido. El miércoles el cadáver fue trasladado a la morgue de Bello Monte. En el centro asistencial no le entregaron a la familia un informe que especificara las causas de muerte. “Nadie ha dado la cara”, indicó uno de los parientes.

Ayer su familia esperaba los resultados de la autopsia para conocer qué le ocasionó la muerte. Ninguno de ellos había visto el cuerpo, pero les informaron que tenía marcas en las muñecas y hematomas en el cuerpo. Fue el miércoles en la mañana cuando se enteraron que el hombre había fallecido.

Toledo Mendoza conoció a María José González en la redoma de Petare, se enamoraron y él la llevó a vivir con la mamá de él. Actualmente la mujer tiene 8 meses de embarazo.

No fue posible tener información de las autoridades de Polisucre.

El Dato

Ayer los familiares de víctimas de la violencia expresaron su molestia porque hubo retraso en la entrega de cadáveres en la morgue, debido a que el Registro que funciona allí inició sus labores a las 2:30 pm. Órdenes superiores indicaban que los cuerpos no fuesen retirados de esa dependencia hasta tanto los familiares recibieran el respectivo permiso para llevárselos. A esa unidad fueron ingresados 8 cadáveres entre miércoles y jueves.