Sucesos

En un día la FAES mató a 18 hombres en Caracas y 2 estados

En Ciudad Tiuna, dentro de las áreas militares, ultimaron a 8 presuntos delincuentes, pero 2 de estos no registraban actividad delictiva conocida

Fuerte Tiuna

Foto: Raún Romero

Por SANDRA GUERRERO | sguerrero@el-nacional.com

Los cadáveres de los ocho hombres que murieron en presuntos enfrentamientos con la Fuerza de Acciones Especiales de la PNB en varios edificios conocidos como Los Rusos, de Misión Vivienda en Ciudad Tiuna en terrenos de Fuerte Tiuna el sábado en la madrugada, fueron entregados a sus familiares el domingo. No les hicieron el reconocimiento post mórtem en presencia de un fiscal del Ministerio Público, como se hace en estos casos.

El único cuerpo que faltaba por entregar ayer era el de José Gregorio Pantoja, de 49 años de edad, quien era el séptimo de 11 hermanos y padre de 4 hijos menores de edad. Laboraba como mototaxista con clientes fijos y registraba antecedentes criminales, según la policía.

Muerte y ruleteo. El suceso ocurrió el sábado 8 dentro de las instalaciones del fuerte militar, en las que se han reportado hechos delictivos desde hace dos años y que fue motivo de la primera actuación de la OLP.

El ruido de las dos rejas derribadas en el apartamento 17-C del edificio 33 hizo que los tres habitantes despertaran. La esposa de Jhonny Heriberto Blanco Mesías, quien mañana cumpliría 38 años de edad, fue hasta la entrada y abrió la puerta. Policías vestidos de negro y encapuchados la pegaron contra la pared y le colocaron una bolsa negra en la cabeza. Ella creyó que se ahogaría y perdería a su bebé de tres meses de gestación.

Luego los policías la sacaron de la casa junto con la hija de su marido, de 13 años de edad, que vino del estado Bolívar a pasar vacaciones con su padre. A ellas las subieron a una patrulla que las ruleteó hasta las 12:00 del mediodía cuando regresaron al apartamento y vieron todo en desorden. Los policías se llevaron un plasma, electrodomésticos, zapatos, ropa, toallas sanitarias, comida, relojes, dinero y una camioneta Jeep Cherokee.

A Blanco Mesías lo mataron de un tiro en la nariz cuya bala le salió por la cabeza, y otro cerca del corazón.

Testigos explicaron que el cadáver lo arrastraron desde el piso 13 a la planta baja y lo llevaron a la morgue del Hospital de Coche. El hombre prestaba servicio de grúa para mantener a sus ocho hijos y era comerciante. No se le conocían actividades delictivas.

Un miembro de la familia reveló que no era la primera vez que la FAES iba a ese inmueble. En enero pasado visitaron a la pareja para extorsionar a Blanco Mesías con una alta suma de dinero.

Sospechosos en la mira. A Freddy Bello, de 22 años de edad, y Deiver Daniel Caraballo, de 20 años de edad, los mataron en un apartamento del piso 13. Caraballo, que había sido apresado en mayo pasado por la FAES y luego quedó en libertad, se asustó cuando vio a los encapuchados y corrió del piso 9 al 13 de la torre 8, a la casa de Bello, que era su cuñado y dormía con su hija de tres años de edad. Al entrar los policías le quitaron a la niña, golpearon a la esposa y a ambas las encerraron en una habitación desde donde la mujer oyó los tiros.

Iván Ramón Rojas, de 36 años de edad, comerciante, vino desde Aragua a la casa de un amigo, en el piso 3 de la torre 24. Tenía previsto hacer mercado para regresar a su vivienda, pero no pudo salir porque los policías lo sometieron y lo señalaron como un azote de la zona e integrante de una banda que roba autos y lo mataron.

Otras de las víctimas del operativo en Ciudad Tiuna fueron identificadas como Eudomar Euclides Quijada Ugas, de 24 años de edad, y Martín Alfonso Sulbarán Rengifo. Estos dos fueron señalados de delincuentes. Los familiares de las víctimas negaron que se tratara de enfrenamientos. Denunciarán los hechos ante la Fiscalía.

Familiares de Pantoja dijeron que la comisión de la FAES llegó al bloque 34 donde se encontraba el hombre con su hija de 13 años de edad y lo ultimó de dos tiros.

“Los cuerpos policiales no pueden matar a las personas a su antojo. No le dan oportunidad de redimirse. “No fue enfrentamiento porque no tenía arma de fuego”, relató uno de los parientes que se abstuvo de identificarse.

Agregó: “Andan cazando delincuentes, pero ellos son peores porque sus actuaciones hacen que la colectividad pierda credibilidad en los cuerpos policiales”.

“Los cuerpos policiales no pueden matar a las personas a su antojo. No le dan oportunidad de redimirse. “No fue enfrentamiento porque no tenía arma de fuego”.

Pariente de José Gregorio Pantoja

La Cifra

8

personas muertas, de 11 reportadas en el área metropolitana de Caracas, vivían en edificios de Misión Vivienda, dentro de Fuerte Tiuna 

Tags