Sucesos

“Después de que lo mataron pidieron disculpas porque se equivocaron”

El adolescente murió en un presunto enfrentamiento en el barrio Sisipa, en El Hatillo, de donde los funcionarios se llevaron productos de uso personal , dijeron familiares

Cicpc

Foto: Referencial 

Era el jueves 11 a las 10:30 am cuando funcionarios del Servicio de Inteligencia de Polihatillo y del Cicpc tenían restringido el acceso al barrio Sisipa, sector Bucarito en El Hatillo. La razón de ese operativo policial fue haber dado con un presunto delincuente, solicitado por robo, y haberlo ultimado en un supuesto enfrentamiento, según la versión policial. La víctima fatal del suceso fue identificada como Gregori Andrián Mijares Zerpa, de 17 años de edad.

Greivis Mijares, prima de Gregori Andrián, aseguró que “después de que lo mataron, los policías nos pidieron disculpas porque se habían equivocado. Él no era un delincuente”.

Mijares relató que la hermana del adolescente le llevó el desayuno a la casa donde él residía, cuando los agentes de ambos organismos policiales llegaron al lugar y entraron a la fuerza a la casa luego de derrumbar la puerta. Indicó que a ningún familiar le permitieron entrar a ver qué sucedía y que sorprendieron a Gregori Andrián en su cuarto mientras dormía.

Con la angustia que sentían en las afueras de la vivienda, escucharon las detonaciones de las armas de fuego. Las horas transcurrieron y Greivis Mijares afirmó que aún no podían entrar a la casa. A las 4:00 pm, envuelto en una sábana, lo sacaron frente a las miradas de sus parientes para luego trasladarlo al hospital Domingo Luciani, en El Llanito, donde llegó sin signos vitales.

Sus familiares señalaron que no conforme con haber matado al menor de edad y de haberse equivocado, los funcionarios sustrajeron de la vivienda desodorantes, joyas, pastas de diente, detergentes, toallas sanitarias, además de haber causado destrozos en la casa. “Ellos no pueden entrar de esa manera y matarlo. Lo correcto sería llevarlo detenido y hacer las averiguaciones. Ellos matan y luego investigan”, manifestó Greivis Mijares.

Gregori Andrián Mijares Zerpa estudiaba cuarto año en el liceo Tito Salas ubicado en Las Minas de Baruta y era el menor de cuatro hermanos. Indicaron sus allegados que recientemente había hecho un curso de técnico de teléfonos porque le gustaba la tecnología, incluso los videojuegos.

Las autoridades policiales puntualizaron que el joven se habría enfrentado a las comisiones de la Policía de El Hatillo y del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas después de que se percatara de la presencia de los agentes.

La Cifra

4 hombres han sido asesinados en presuntos enfrentamientos con distintas fuerzas de seguridad en lo que va del mes de enero de 2018