Sucesos

Asesinaron a un muchacho en una parada de autobuses

A un adolescente lo mataron dentro de su residencia y efectivos policiales simularon enfrentamiento 

CASO CEMENTERIO | FOTO ALEXANDRA BLANCO

Un ayudante de albañilería identificado como Obrayan Hermoso Guzmán fue asesinado el sábado a las 3:45 pm con un impacto de bala en el pecho, cuando se encontraba en la una parada de transporte público, situada en el sector El Peaje, de la parroquia El Cementerio. Desde la sede de la medicatura forense, ubicada en Bello Monte, Yumaira Guzmán, madre del joven de 20 años, relató que desde un vehículo color gris, un individuo no identificado accionó su arma de fuego contra el grupo de personas y uno de los proyectiles alcanzó a Obrayan Hermoso, quien fue trasladado por los transeúntes a un hospital donde falleció minutos después de ser ingresado.

“Mi hijo llegó al hospital sin franela en medio del alboroto le quitaron sus zapatos Nike, que se había comprado hacía un mes. No tenía su billetera. Lo dejaron en bermudas y con medias”, indicó Yumaira Guzmán.

Obrayan Hermoso residía en la Cota 905 con una pareja, con quien mantenía una relación sentimental desde hacía 5 meses. Era el menor de cuatro hermanos. El día del incidente, el muchacho iba a visitar a un familiar en Gramovén, sector El Ingenio.

Esta es la segunda pérdida que enluta a Yumaira Guzmán. Hace diez años le asesinaron al segundo de sus hijos de nombre José Castillo, quien para la fecha contaba con 19 años de edad. El hecho se registró en la salida del túnel La Planicie. “Tenía cinco hijos, ahora solo me quedan tres”, dijo la madre consternada.

Otro Hecho

Un muchacho que recién había cumplido los 18 años de edad, murió el domingo a las 4:00 am. Sus familiares, que pidieron reservar sus nombres, identificaron al adolescente como Luis Alejandro Cornejo, un joven desempleado quien para el momento de los hechos se encontraba en el interior de su habitación, junto con su hermano menor y su madre, en una residencia ubicada en el sector El Mamón, en Carapita.

Una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas ingresó al hogar “y sin mediar palabras, sacaron a la madre y al menor de edad. Luis Alejandro quedó solo en el cuarto. Se escuchó un solo disparo, luego varios. Al salir, uno de los efectivos dijo: enfrentamiento”, contó un pariente.

Indicaron que de la casa sustrajeron alimentos, un televisor y dinero. “Ese muchacho no tenía antecedentes, ni guardaba armas, ni estaba ligado a ningún hecho delictivo”, acotaron sus familiares.