Sucesos

6.897 reclusos han muerto en 19 años en las cárceles

143 detenidos fallecieron y 120 fueron heridos el año pasado. Por desnutrición o tuberculosis murieron 28 personas. Las muertes aumentaron en 31% y los heridos en 300%

Humberto Prado

ALEX DELGADO

Humberto Prado, director general del OVP, ofreció el informe de 2017 relacionado con el área penitenciaria

Por SANDRA GUERRERO | sguerrero@el-nacional.com

143 reclusos muertos, 120 heridos y 28 fallecidos por desnutrición o tuberculosis en los establecimientos carcelarios del país es el informe que ofreció ayer el Observatorio Venezolano de Prisiones correspondiente al año 2017.

El anuncio lo hizo Humberto Prado, director general de la ONG, quien explicó que estas estadísticas evidencian el colapso del sistema penitenciario en todo el país. “Cuyo panorama se agrava cuando las personas recluidas sucumben como consecuencia del mal funcionamiento de las prisiones, sin que el Estado adopte medidas contundentes para evitarlo o solucionarlo”, explicó.

A eso agregó que la crisis del sistema penitenciario se verifica no solo con las cifras de personas fallecidas y heridas que año tras año se repiten, sino también en la falta de interés y compromiso en el cumplimiento de las resoluciones emitidas por los organismos internacionales.

Las cifras de la ONG señalan que hay un incremento alarmante de 300% de heridos y 31% de fallecidos. Desde 1999 hasta 2017 han muerto 6.897 presos y 16.805 han resultado heridos.

La población penitenciaria para diciembre de 2017 era de 57.096 reclusos y si se le suman los detenidos en los retenes policiales se aproximaría a 90.000 presos. De los 57.096 solo 35% tiene sentencia y 63% está procesado. Solo 1% está en destacamento de trabajo. De acuerdo con esa cifra hay 161% de hacinamiento lo que produce un excedente de 38.096 personas porque la capacidad de los penales es de 19.000 presos.

Según el género, la población la integran 53.670 hombres –94%– y 3.044 mujeres –6%–.

Los siete penales con más hacinamiento son Tocorón, Tocuyito, Puente Ayala, Guanare, La Pica, Urbina y Coro. Entre todos hay 3.976% de hacinamiento.

En las prisiones hay escabiosis, tuberculosis así como problemas respiratorios y ginecológicos que constituyen los principales problemas de salud de las reclusas, de acuerdo con el informe del OVP en esa materia. Se trata de casos con condiciones tratables, pero no reciben atención médica oportuna.

El resumen de 2017 destaca que hay siete centros carcelarios bajo medidas provisionales emitidas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos y Prado señaló que, a pesar de eso continúan registrándose daños irreparables a la vida de las personas que están privadas de libertad en esos recintos.

En la PGV hallaron 15 restos humanos. 13 reclusos murieron en un enfrentamiento entre presos en Puente Ayala, Anzoátegui. Después 39 detenidos fallecieron en la sede de la Policía de Amazonas durante un ataque nocturno por parte de un grupo especial. “Una vez más un asesinato colectivo se pretende dejar en la impunidad”, dijo Prado al referirse a este último hecho.

Recomendaciones del OVP
El OVP emitió recomendaciones al Ministerio del Servicio Penitenciario:

Investigar y sancionar a responsables de homicidios contra la población penitenciaria

Adoptar medidas adecuadas para reducir el retardo procesal.

Poner fin a atropellos contra familiares de presos y adoptar medidas que garanticen la humanización de las requisas.

Incrementar presupuesto para la alimentación y atención médica.

Dar cumplimiento a la Constitución en sus artículos 189 y 272.