Sociedad

Venezolanos se aprovisionan en Cúcuta antes del cierre de frontera

Clausurarán la linea divisora la tarde del jueves hasta el domingo

Frontera Colombiana

EFE

Barranquilla, Santa Marta, Cartagena y Cúcuta son las ciudades más habitadas por los venezolanos

Por El Nacional Web

Como es frecuente en época electoral, Colombia cerrará sus pasos fronterizos a partir de las 6 de la tarde de este jueves hasta las 4 de la tarde del próximo domingo, cuando se dé por terminada la jornada de votación del próximo Congreso de la República.

La medida, que fue adoptada el pasado lunes a través de un decreto emitido por el Ministerio del Interior, tiene preocupados a cientos de venezolanos, a quienes la situación de desabastecimiento de su país los obligan a cruzar diariamente la línea divisoria para conseguir alimentos y medicinas en el área metropolitana de Cúcuta.

Según Migración Colombia, un promedio de 35.000 personas transitan a diario por los tres puentes internacionales que conectan a Venezuela con el departamento de Norte de Santander. Un 80 por ciento de estos ciudadanos residen en el vecino país y aprovechan el corredor peatonal que se dispuso entre las naciones hermanas para satisfacer sus necesidades primarias.
En las primeras horas de este miércoles, las autoridades reportaron un leve incremento en el flujo migratorio, pero hasta finalizar la tarde no se sabrá oficialmente la cifra correspondiente a esta variación.

“Vemos con mucha preocupación esta medida, porque son tres días sin pasar y al otro lado de la frontera no se consigue nada, ni arroz, ni huevos ni pan. Muchos de mis compatriotas están aprovechando para aprovisionarse y comprar un bulto de lo que encuentren y subsistir con algo de alimento hasta el domingo”, puntualizó Juan David Chávez, un extranjero de 25 años que reside en la población venezolana de San Antonio y tiene una venta informal de frutas en el sector de La Parada, en el área metropolitana de la capital nortesantandereana.

Este ciudadano contempla la posibilidad de quedarse en el territorio nacional junto con un grupo de migrantes, para poder trabajar durante las 70 horas que dura esta restricción. Por esta razón, él piensa acudir al hogar de paso conocido como ‘La Divina Providencia’ para que no le toque dormir en las calles.

Cientos de solicitudes similares a esta han recibido algunos miembros de la Iglesia Católica, encargados de este refugio en zona de frontera. Sin embargo, la orden de estos voluntarios es que el centro humanitario no abra sus puertas durante el fin de semana.

Entretanto, Migración Colombia confirmó la medida del cierre fronterizo al tiempo que entregó una serie de disposiciones para garantizar la tranquilidad en estos puntos alejados de la geografía nacional.

“Como se ha venido haciendo históricamente, cada vez que se realizan elecciones dentro del territorio nacional, se ordena el cierre de todas la fronteras de nuestro país, con el propósito de mantener el orden público a lo largo de la jornada electoral. La idea es que los colombianos puedan ejercer su derecho al voto con total tranquilidad, mientras que los extranjeros, así sean residentes, se abstengan de hacerlo, pues recordemos que para las elecciones de carácter nacional ningún extranjero está facultado para votar”, concluyó Christian Krüger Sarmiento, director de esta entidad.