Sociedad

Una sesión de fotos es interrumpida por un grupo de inmigrantes ilegales en una playa de Miami