Sociedad

Un tribunal ordenó a la UCV designar a dedo los profesores

El Consejo de Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas apelará fallos que ordenan paralizar los concursos de oposición y de credenciales para optar a cargos académicos

Universidad Central de Venezuela (UCV) | Referencial

 Universidad Central de Venezuela (UCV) | Referencial

“Es la agresión académica más grave asestada contra la autonomía universitaria”, afirma la abogada Lourdes Wills Rivera, decana de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la UCV, al referirse a la sentencia que permite a docentes ingresar a los escalafones sin pruebas de conocimiento y sin credenciales, y que califica de ilegítimas a las autoridades de la UCV.

“Es una decisión sin precedentes contra el conocimiento y contra los estatutos republicanos dictados por Simón Bolívar en 1827, que crearon los concursos de oposición en la Universidad”, indicó.

El 2 de octubre el Tribunal Superior 10° de lo Contencioso Administrativo de la Región Capital declaró con lugar un amparo solicitado por un profesor contratado de la facultad, mediante el cual no solo eximió al docente de participar en el concurso de oposición en tres materias, sino que además ordenó a la facultad, que agrupa a las Escuelas de Derecho y de Estudios Políticos, la reclasificación de todos los profesores contratados; es decir, la homologación de todos los cargos académicos. En el ordinal 5 de la sentencia también “se ordena a la UCV que mientras no haya elecciones universitarias en las que se designen a las autoridades legítimas, se abstenga de hacer llamados a concursos de oposición”.

Durante la tramitación de la solicitud del amparo, el Tribunal Contencioso dictó una medida cautelar que suspendió temporalmente los concursos de credenciales; es decir, el proceso en el cual los profesores se inscriben y consignan los recaudos requeridos que sustentan la experticia y trayectoria. La sentencia dispuso la paralización definitiva.

Wills desconoce los fundamentos del fallo porque la motivación no ha sido publicada aún, a pesar de que el tribunal debió hacerlo el martes 10 de octubre al concluir los cinco días hábiles. Además, extendió el plazo aunque los casos de amparo se cuentan en días continuos. La decana sí sabe, en cambio, que el Tribunal Superior excedió sus competencias en momentos en que desde la otra sentencia de 2010 está en riesgo la autonomía de la universidad.

“No está facultado para tomar una decisión de tal magnitud que lesiona el principio universitario. Los concursos de oposición se han realizado siempre en todas las universidades para los ingresos al escalafón docente. La sentencia debió circunscribirse al accionante, pero abarca no solo a los profesores de la facultad sino a todos los de la UCV”.

La facultad tiene 60 contratados de un total de 310 educadores y al momento de dictarse el fallo se estaban realizando concursos para 22 cargos aunque hay más profesores en espera, de acuerdo con el acta convenio que establece que tienen derecho de concursar los que tienen más de 5 años continuos en la carrera docente, explica.

“No desmejoraremos a ningún profesor, pero todas las facultades de la universidad están consternadas con esta decisión que apelaremos ante la Corte Contencioso Administrativa una vez que sea publicada y llegaremos hasta el Tribunal Supremo de Justicia si es preciso. Esperamos poder rescatar otra vez los concursos que permiten elevar el nivel académico de profesores y de estudiantes. Esta sentencia convierte a los profesores en una casta con solo privilegios y ninguna obligación, ni siquiera la de estudiar para poder enseñar a otros”.

—En la práctica, ¿cómo se traduce esta decisión de amparo?

—Toda lesión a la autonomía es grave, pero a la académica es mucho más. Tendremos que designar los profesores a dedo y así será nuestra responsabilidad, y como tampoco habrá concursos de credenciales, estamos llamando a los profesores jubilados para que se incorporen a dar clases.

—¿Qué medidas tomarán a partir de ahora?

—Tenemos la responsabilidad histórica de mantener el prestigio de la Universidad Central. Si los profesores dictamos clases en un solo curso ahora tendremos que asumir más salones y las cátedras tendrán que redistribuirse los cargos, pero no contrataremos a cualquiera porque eso va contra la buena formación de los estudiantes que al egresar son muy bien recibidos en el exterior.

El dato

La Facultad realizó el foro Sentencia Judicial vs Autonomía Universitaria, el miércoles 11 en la que se denunció el amparo dictado por el Tribunal Superior, en el que participaron Wills y los profesores Gustavo Linares Benzo, Juan Carlos Apitz, Carlos Luis Carrillo y León Arismendi.

En su exposición Linares Benzo preguntó: “Si las autoridades son ilegítimas desde 2010, ¿cómo quedan los títulos firmados? ¿Hay que ponerles un asterisco?”.


Apucv: La estrategia del gobierno es acabar con las casas de estudio

O. L. P.

El presidente de la Asociación de Profesores de la UCV, Víctor Márquez, planteó a profesores y estudiantes de esa casa de estudios la posibilidad de organizarse ante una posible intervención de las universidades por parte del gobierno. “Tenemos cada vez menos autonomía”, indicó al referirse a la sentencia del Tribunal Superior 10° Contencioso Administrativo, que ordenó paralizar todos los concursos de oposición y credenciales no solo en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, sino también en toda la universidad. “Esa decisión anula la autonomía en el plano académico y promueve el desconocimiento de la Ley de Universidades y de la normativa interna”.

Considera que el asedio a las casas de estudio autónomas responde no solo a razones de carácter académico, sino a motivos políticos que buscar entorpecer la influencia que ejercen en la sociedad. Hizo un recuento de cómo el gobierno, a través de acciones y decisiones judiciales, ha realizado desde 2001 “la toma permanente” de la universidad venezolana.

“Ese año tomaron la sala de sesiones del Consejo Universitario, en una acción dirigida a tumbar el gobierno de Giuseppe Giannetto. Pasada la toma se descubrió que detrás de la acción estuvo la Vicepresidencia de la República (Adina Bastidas); es decir, no fue un hecho fortuito sino político”, dijo el profesor que recordó la sentencia del TSJ que suspendió las elecciones para escoger autoridades de las universidades. “El fallo de ahora forma parte de la estrategia que busca arrebatarle la credibilidad a las universidades autónomas y sucede cuando ocurren hechos similares contra la USB, la UCLA, la ULA, y cuando se ven las acciones de la asamblea constituyente”.

Márquez informó que a partir de la próxima semana se realizarán reuniones para prepararse contra “la avanzada gubernamental contra la autonomía”.