Sociedad

Tres personas murieron en Táchira por fallas eléctricas

Paralizadas las inmunizaciones hasta determinar si 140.000 vacunas no se dañaron. En el Hospital de San Cristóbal la distribución de oxígeno presenta problemas

Laidy Gómez

Foto: Archivo

La gobernadora del Táchira, Laidy Gómez, denunció que en la entidad murieron tres personas como consecuencia de las fallas eléctricas.

Indicó que una joven de 25 años de edad con enfermedad terminal sufrió un paro cardíaco y no pudo ser reanimada en el ambulatorio El Piñal, municipio Fernández Feo, en el sur de la entidad. En el Hospital Padre Justo de Rubio, del municipio Junín, fallecieron un bebé de 4 meses y un paciente de 78 años de edad con deficiencias pulmonares, que no pudieron ser asistidos por la falta de electricidad. En ese centro de salud se quemó la batería de la planta eléctrica y el repuesto no se consigue.

“A razón de sus patologías y al no tener las posibilidades de brindarles atención de emergencia por la falta de energía eléctrica las personas colapsaron”, subrayó.

Añadió que está paralizado el servicio de inmunizaciones en toda la entidad hasta determinar si las vacunas no se han dañado debido a los prolongados cortes eléctricos. Del lote de 200.000 vacunas solo se ha aplicado 30%, por lo que están en riesgo 140.000. “Necesitan estar a temperaturas muy bajas. Una vez que se realicen las pruebas se informará a la población sobre la restitución del servicio y la nueva aplicación de las dosis”.

Dijo que observan con preocupación que en Caracas, en Valencia o en Barquisimeto pasa lo que sucede en Táchira. “Hasta cuándo seremos los mártires de Venezuela”, recalcó.

Riesgo. Ildemaro Pacheco, gerente general de Corposalud, informó que todo el sistema hospitalario de la región está en emergencia preventiva por la situación eléctrica, ya que las plantas de los centros de salud no están en condiciones de soportar cortes tan largos.

Agregó que ha habido retrasos en las consultas de los pacientes y en la atención preventiva.

En el Hospital Central de San Cristóbal las interrupciones eléctricas y la inestabilidad del servicio están afectando el sistema de distribución de oxígeno de todo el recinto. “No queremos ni imaginar qué sucederá si nos quedamos sin oxígeno en el hospital”, expresó. “Lamentamos cada muerte de los pacientes”.

Pacheco precisó que en los ambulatorios de las zonas rurales han tenido que atender partos con la luz de los teléfonos celulares. También se han  presentado contingencias en los centros asistenciales de Colón, Pregonero y Coloncito.

Enrique Noguera, director de Educación del estado, señaló que se han registrado complicaciones con el Programa de Alimentación Escolar porque una gran cantidad de alimentos se perdió por la falta de refrigeración.

La crisis energética ha provocado que 60% de los alumnos y profesores de las escuelas adscritas a la Dirección de Educación no estén asistiendo a clases.