Sociedad

“Seguiremos exigiendo respeto al derecho a la salud”

Francisco Valencia denunció las amenazas del ministro Luis López en su contra. Una veintena de ONG y grupos activistas rechazaron la agresión

ctv-qv9-carissa

Las amenazas que hizo el ministro de Salud Luis López contra las protestas que exigen atención integral a pacientes y hospitales, causaron reacciones adversas de inmediato.

Ayer, Francisco Valencia, director ejecutivo de Codevida, y uno de los dos principales afectados por la autoridad, no solo rechazó los señalamientos, sino que denunció el hecho ante la Fiscalía General y la Defensoría del Pueblo, organismos a los que exigió garantizar su derecho a la protección y la de su asociación, y que “cesen las falsas acusaciones”. Fue asistido por el abogado Nizar El Fakih, de la ONG Proiuris.

Valencia se abstuvo de polemizar pero reiteró el derecho de exigir la disponibilidad de medicamentos para las personas con condición crónica, que deben ser garantizados por el Ministerio de Salud y el IVSS, del cual López es también el responsable.

Cerca de las 4:00 pm, en medio de la controversia, llegó a Venezuela la directora de la Organización Panamericana de la Salud, Carissa F. Etienne, para reunirse con el gobierno nacional. Su agenda estará centrada en conocer la situación de los brotes epidémicos de malaria, difteria y sarampión, que han cobrado la vida de pacientes en varias partes del país, y suscribir un convenio para el suministro de fármacos a la población.

Aunque no se ha precisado la fecha del encuentro se espera que ocurra entre hoy y mañana.

Pablo Zambrano, secretario ejecutivo de la Federación Nacional de Trabajadores de la Salud, aludido también por López, espera que la representante de la OPS conozca la situación de los hospitales, dijo luego de informar que también denunciará al ministro ante los organismos jurisdiccionales. “Esa amenaza fue huir hacia adelante porque viene la directora de la OPS. Yo no tengo nada contra él, ni siquiera lo conozco personalmente y no sé por qué me agrede, pero lo que sí le digo es que la protesta es un mecanismo constitucional del que seguiremos haciendo uso para exigir el cumplimiento de los derechos a la salud y a la vida”, espetó Zambrano.

También reiteró sus denuncias: los hospitales carecen de insumos y hasta de productos de limpieza que permitan evitar la contaminación de bacterias; la falta de ambulancias, de equipos y de alimentación adecuada para los pacientes son problemas graves, “lo que comen los enfermos da dolor”, dijo. “Él debería investigar más bien la irrupción de hombres violentos y armados en el Hospital Vargas, durante la protesta del 10 de mayo pasado, cuando el grupo encabezado por un funcionario de seguridad nos amenazó y golpeó, porque obedece a las órdenes de López. Y hubo más de 400 testigos”, indicó.

ONG en defensa de la vida

Un centenar de organizaciones no gubernamentales y de activistas de derechos humanos, en un comunicado difundido ayer, rechazaron las acusaciones de López contra Valencia y Codevida. “El alto funcionario gubernamental no fundamentó sus graves acusaciones ni contra el presidente de Codevida ni contra esta coalición, ocupada en defender los derechos a la salud y a la vida de la población venezolana. Tampoco ofreció mayores detalles sobre las razones para no tomar medidas urgentes como usar la asistencia humanitaria a fin de evitar que unas 300.000 personas con condiciones crónicas sean privadas de medicamentos por más de un año, incluyendo personas trasplantadas, con hemofilia, cáncer y VIH que han ido falleciendo entre los años 2017 y 2018 por no tomar sus tratamientos”.

Solicitaron a las ONG del continente “continuar monitoreando y visibilizando la emergencia humanitaria compleja en nuestro país, y hacer todos los esfuerzos posibles para que el gobierno venezolano acepte la asistencia y cooperación internacional”.

Lo que dijo el ministro

“El señor de Codevida es un empleado de Roche. Tú puedes padecer algún tipo de enfermedad pero si tú abres la boca y te metes en el mundo político, ¿qué respeto quieres? Tú eres un sinvergüenza, un asalariado de Roche y como este ministro y este presidente no le están comprando medicamentos (…) tienes a los pacientes protestando. Sinvergüenza, se te va a acabar de caer la careta…”.

“El gordito de bigotes que anda por ahí, el sindicalista detrás de cada protesta de salud. Cuando te metan los ganchos no te quejes; tú eres el que fomenta las protestas en el sistema de salud, y eso es saboteo; cada vez que hay un bochinche en un hospital estás afectando la vida de los pacientes, después te meten preso, te llevan a la Fiscalía y alegas persecución”.