Sociedad

A partir del 1° de julio el pasaje urbano costará 700 bolívares

Hugo Ocando, presidente de la Asociación Civil Condutores Casalta-Chacaito-Cafetal y del Bloque de Conductores del Oeste, informó que este aumento del pasaje podría cambiar, ya que las líneas propusieron cobrar la tarifa urbana de 10 centavos de dólar, según la tasa oficial

Hugo Ocando

 Foto: Hugo Ocando

Por El Nacional

A partir del 1° de julio 2019 la nueva tarifa del transporte urbano será de 700 bolívares, así lo expresó este miércoles Hugo Ocando, presidente de la Asociación Civil Conductores Casalta-Chacaíto-Cafetal y del Bloque de Conductores del Oeste.

“La tarifa es la que nosotros hemos luchado y que está cerca de la gente. Incluso el gobierno intenta bajarla de 500 a 300 bolívares, pero se encuentran con personas que la defienden porque saben que es una tarifa que no afecta y que va día a día contra la inflación”, expresó Ocando.

Para el profesional del volante, “la única opción válida para continuar disfrutando de cierta calidad en los servicios básicos es acordar, con base en la realidad del mercado, los precios, las tarifas a cobrar entre consumidores y productores, y lograr que los usuarios puedan cancelar progresivamente pagos racionales”.

Ocando denunció además que la mayoría del parque automotor estatal está abandonado a pesar de su reciente adquisición, mientras las asociaciones de conductores privadas tienen unidades obsoletas.

Este aumento del pasaje podría cambiar, ya que las líneas propusieron cobrar la tarifa urbana de 10 centavos de dólar según la tasa oficial. Para Hugo Ocando, “esta era la tarifa que nos permitiría cubrir medianamente los gastos operativos del servicio y no pechar tan duramente a los usuarios cada vez más empobrecidos”.

Recordó que la propuesta se complementa con la sugerencia de establecer un bono de transporte de 100 pasajes mensuales para estudiantes, ya que fue el propio gobierno el que eliminó el subsidio estudiantil, el medio pasaje. Igualmente proponen extender el bono para los usuarios de la tercera edad, a las personas con discapacidad, y que abarque a empleados y obreros, porque está claro, precisó Hugo Ocando:

“Teniendo nuestros usuarios los ingresos, sueldos y salarios más bajos de América Latina les es imposible pagar las tarifas reales, obviamente sí la sociedad no puede movilizarse implicará que progresivamente todo se detendrá”.