Sociedad

Moronta: No digan que no hay gente pasando hambre

El obispo de la Diócesis de San Cristóbal agradeció la labor de la Iglesia colombiana que ha dado atención a los venezolanos

Monseñor Mario Moronta Rodríguez

El obispo de la Diócesis de San Cristóbal, monseñor Mario Moronta, dijo en la homilía en honor de María de Consolación, patrona del Táchira, que la Iglesia por medio de los brazos de su ministerio sirve de apoyo a los más necesitados en el país, como a quienes salieron de Venezuela en busca de estabilidad.

“A quienes pasan hambre, y no digan por ahí que no hay gente pasando hambre, porque la hemos visto y la estamos ayudando para darle el consuelo y mantener viva la esperanza. A quienes se van del país, la Iglesia en todos los países adonde van les ofrece la seguridad de su acompañamiento”, dijo Moronta.

Agradeció la labor de la Iglesia Católica del vecino país que ha dado atención a los venezolanos que han cruzado la frontera tanto para quedarse allí o utilizar el territorio de tránsito a otras naciones.

“La Iglesia de Colombia, en particular la de Cúcuta, está recibiendo con cariño y desinterés a tantos hermanos nuestros. Solo la semana pasada, la Iglesia de Cúcuta, dirigida por el obispo Víctor Ochoa, dio de comer a más de 60.000 venezolanos que pasaron la frontera”, añadió.

Desde temprano, los feligreses de María de Consolación, aparecida en un retablo en el siglo XVI, partieron en caminata desde la Catedral de San Cristóbal y los diversos municipios del Táchira hasta la Basílica de Táriba, donde Moronta celebró la eucaristía.

José Nicolás, que se fue trotando con su grupo de runners, dijo que este año le pide a la virgen paz y “que esto mejore”. Johan Molina agregó que le rogará a la patrona, al llegar a su templo, “bienestar y salud para toda la familia y paz para Venezuela”. Leo Duarte vestía una franela con el rostro de José Gustavo Leal, de 18 años de edad, asesinado de un tiro en la cabeza el 29 de julio cuando protestaba contra la activación de un centro de votación en San Cristóbal para la constituyente. Los responsables fueron presuntos custodios del Plan República.

“Justicia para todas esas personas que han muerto por esta dictadura”, pidió Duarte a la Virgen de la Consolación.