Sociedad

No los atendieron a tiempo en un restaurante de comida rápida y se llevaron el pollo