Sociedad

Las aceras de San Cristóbal tienen montañas de basura y zamuros

Los habitantes de la ciudad se quejan de la situación. “Uno tiene que estar con tapaboca. Esto no se aguanta”, indicó un vecino

Basura

Los zamuros se convirtieron en los nuevos vecinos de los habitantes de la capital de Táchira

San Cristóbal se ha convertido en un gran basurero. Las personas deben caminar por la calzada y no por la acera porque ese espacio está ocupado por bolsas de basura y zamuros, aves que se han vuelto vecinas comunes de los ciudadanos.

En algunas partes de la capital los perros hacen de las suyas revisando las bolsas de desechos y transformando el ya desagradable panorama en un chiquero de mayores dimensiones. Las personas que transitan a pie por los lugares donde hay desechos acumulados, se cubren la cara con lo que llevan a mano y exponen su molestia ante tanta desidia.

“Está muy mal esto. La alcaldía está trabajando muy mal”, dijo Bella Rosales, una vecina. Hizo su recorrido por la avenida 19 de Abril, mientras evadía bolsas, latas, papeles y aguantaba la respiración.

“Uno tiene que estar con tapaboca. Esto no se aguanta”, afirmó Franklin Sánchez, otro habitante de la zona. En su recorrido se cubrió buena parte de la cara con un suéter. Miraba cómo algunos hombres echaban la basura en un camión recolector.

Vecinos de algunas zonas residenciales expresaron su molestia por la falta de conciencia, pues hay quienes dejan sus desperdicios en sitios distintos de donde viven. “La semana pasada discutí con un señor mayor que paró su carro frente a nuestro edificio y sacó varias bolsas de basura. La gente tampoco ayuda. Tratamos de sobrellevar esto aguantando los olores, espantando a los perros y a los zamuros y ocurren estas cosas con las mismas personas”, contó Jenny Silva, residente de Pueblo Nuevo.

Crisis. El vertedero de San Josecito, ubicado en el municipio Torbes, al sur de San Cristóbal, estuvo cerrado por nueve días. Ayer finalmente lo abrieron para movilizar los camiones con los desechos de la capital, indicó Ildemaro Pacheco, presidente de la Corporación de Salud del Táchira.

Pacheco se trasladó hasta el sitio en compañía de funcionarios de la Defensoría del Pueblo y de Protección Civil para precisar los estados de salud de los habitantes cercanos al vertedero, quienes están sufriendo enfermedades debido a su proximidad al lugar donde se arrojan los desechos.

“El vertedero se acaba de abrir para unos camiones que venían de emergencia de San Cristóbal”, aseguró.

Los municipios Andrés Bello, Cárdenas, Córdoba, Guásimos, Independencia, Junín, Libertad y Rafael Urdaneta, que trasladan sus desechos a este lugar, aún esperan por la jornada de recolección de basura y su disposición final.

Ayer se aguardaba por la llegada al municipio Torbes de una máquina D8 que fue alquilada en la localidad de El Nula, Apure, para poder hacer el terraceo de los balcones del vertedero. “Ya hay una máquina pequeña que está haciendo los movimientos de emergencia”, dijo Pacheco, pero no será sino hasta mañana cuando comenzarán a verse los efectos de la recolección de los desperdicios.

El martes, la gobernadora del Táchira, Laidy Gómez, señaló que en la entidad se hicieron las diligencias para conseguir la máquina pero fue imposible. Dijo que si mañana no se recoge la basura, decretará la emergencia epidemiológica.