Sociedad

Informe Provea 2017 registró los peores indicadores en DDHH desde 1989

La organización no gubernamental publicó su balance anual 

Informe Provea 2017 registró los peores indicadores en DDHH desde 1989
Por El Nacional Web

El Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea) publicó su informe anual sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela, correspondiente al período enero-diciembre de 2017.

El informe registró el derecho a la vida como el más violentado durante 2017, seguido del derecho a la alimentación, a la salud, e integridad personal.

“Personas cuya salud se deteriora irreversiblemente por hambre y falta de medicamentos, por no recibir atención médica oportuna y adecuada, por la violencia institucional bajo la modalidad de ejecuciones policiales o militares, así como por el uso excesivo de la fuerza y muerte por la acción de la delincuencia”, reza el documento

En el informe calificó a Venezuela como un país en “emergencia humanitaria”, especificó que el sistema alimentario se caracterizó este año por la reducción sostenida de la producción nacional, las importaciones y el consumo de alimentos, lo que desemboco en “alarmantes niveles de desnutrición”.

“9 de cada 10 venezolanos no puede pagar su alimentación diaria; 8 de cada 10 venezolanos declararon haber comido menos por no contar con suficiente alimento en el hogar o por la escasez; aproximadamente 8,2 millones de venezolanos ingieren dos o menos comidas al día”, puntualizó.

Se agravó el déficit de personal médico, de enfermería, las fallas de servicios en hospitales públicos y la escasez de medicinas e insumos, “comprometiendo entre 50% y 90% sus niveles operativos” lo que causo muertes y el registro de 9.662 denuncias de violaciones del derecho a la salud según el informe.

Entre enero y junio de 2017 unas 1.847 personas fueron asesinadas por los cuerpos de seguridad venezolanos y Provea registró 7.357 casos de violación al derecho de la integridad personal que incluyen torturas; tratos crueles; allanamientos ilegales; heridos, lesionados y amenazas y hostigamiento.

El informe registró un total de 2.450 ataques a la población civil en el marco de la Rebelión Popular abril-julio, “con el objetivo de frenar la protesta popular, inhibir a los manifestantes de seguir protestando y castigar a urbanismos y comunidades que se movilizaron contra la dictadura”, sin embargo el balance enfatizó que dicha rebelion a pesar de ser derrotada elevó el costo político para los “represores venezolanos” y logro llamar la antención de la comunidad internacional, la cual "aumentó la presión sobre la dictadura".

Lea el informe completo en Provea   

Tags