Sociedad

Hubo 12 muertos en protestas para exigir comida y servicios

Un promedio de 30 manifestaciones de calle cada día en todo el país, informa el estudio del Observatorio de Conflictividad Social correspondiente al primer semestre de 2018  

Protestas comida

Manuel Sardá

Personal de salud fue uno de los gremios más activos en las manifestaciones de los últimos meses

Por Olgalinda Pimentel R. | opimentel@el-nacional.com

Se profundizó la crisis económica y social en toda Venezuela en lo que va de 2018. Es lo que evidencia el informe del Observatorio de Conflictividad Social correspondiente al primer semestre del año, según el cual 5.315 protestas ocurrieron en todo el ámbito nacional entre enero y junio, y más de 80% se debió al descontento ciudadano por la falta de atención del gobierno a los bajos salarios, al hambre, a la falta de agua, luz, transporte y gas, y a la situación de los hospitales y la educación. En promedio hubo 30 manifestaciones diarias; es decir, un aumento de 8% en comparación con el primer semestre de 2017.

La mayoría de las protestas (84%) se caracterizó por la exigencia de derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, y en estas perecieron 12 manifestantes, 75% de estos por alimentos y 11 personas fueron asesinadas a tiros. “Familiares y testigos denunciaron a funcionarios del Estado como responsables de 5 de las muertes, y a civiles armados, de las otras 7.

“Las necesidades que atraviesan las familias venezolanas, debido a la crisis económica y emergencia humanitaria compleja, han sido el epicentro de las protestas de 2018. En enero repuntaron las exigencias por alimentos y a lo largo del año se han distribuido entre derechos laborales, salud y servicios básicos. En la medida que el gobierno no tome acciones, las protestas se agudizan y se potencia la conflictividad social”, indica el estudio.  

Pero en las protestas no fue un solo derecho el demandado por los manifestantes: en 2.045 se exigieron varios derechos simultáneamente, lo que la ONG denominó protestas combinadas.

El mes de junio, seguido por marzo, tuvo el mayor número de acciones de calle que ocurrieron principalmente en Distrito Capital, Lara y Bolívar.

El primero de los motivos de protesta fue el de la fuerza laboral que va más allá de los aumentos de salarios. “Pese a 4 ajustes que ha sufrido la remuneración básica en los primeros 6 meses, bonos para quienes posean el carnet de la patria, incentivos de las empresas privadas para retener el talento, las 2.019 protestas por derechos laborales acumuladas en el mismo período, equivalente a 11 protestas diarias, evidencian la preocupación de un sector que exige condiciones de calidad y estabilidad”.

La ONG alertó que la crisis del sector laboral tiende a agravarse ante la falta de correctivos y no descartó la paralización de actividades de sectores, debido a bajos salarios ni mayor migración forzada, “dejando al país desasistido de mano de obra calificada”.

Los servicios básicos fueron otra fuerte razón para protestar. Hubo 1.391 documentadas, 8 diarias, por los cortes eléctricos, sin aviso, y por la falta de agua potable y de transporte.

Los problemas de alimentación y el incremento de enfermedades nutricionales, en consecuencia, ocasionaron más de 700 manifestaciones. “La crisis alimentaria no ha sido superada”, afirma el informe que también registró 226 saqueos o intentos en casi todo el ámbito nacional, producto del hambre, desesperación e impunidad.

583 protestas realizadas por pacientes crónicos y familiares reclamaron el respeto al derecho a la salud y a la vida, mientras que trabajadores de la salud realizaron 838 manifestaciones de calle.