Sociedad

Hay 25 centros de serología para atender a 336 hospitales

Los voluntarios acuden a los bancos pero la sangre donada se pierde por falta de reactivos según la Sociedad Venezolana de Hematología

Sangre Humana

ARCHIVO

El suministro del plasma a los hospitales se ha reducido drásticamente desde 2013

Venezuela atraviesa una aguda crisis en las reservas de sangre, precisamente cuando comienza la semana del donante y el Día Mundial se celebrará el jueves 14. Los centros de bioanálisis para procedimientos de serología (exámenes de sangre) se redujeron de 58 en 2017 a 25 en lo que va de año debido a la falta de insumos, equipos y reactivos. La cifra es insuficiente para atender a los 336 hospitales del país y no cubre más de 10% de la demanda, aseguró Judith León, presidente de la Federación de Colegios de Bionalistas.

“Es una reducción brusca debido a la falta de equipamiento en los centros. Esto implica que no tenemos disponibilidad para usar la sangre, incluso cuando ya se colectó. Los pocos insumos que llegaron en mayo a través de la Organización Panamericana de la Salud ya están mermando”, indicó.

La sangre donada debe someterse a un protocolo de pruebas antes de ser usada, a fin de despistar la presencia de enfermedades. “La gente dona pero la sangre no está disponible luego por falta de reactivos para hacerle los exámenes. El Estado no garantiza que la sangre donada sea usada”, denunció la bioanalista.

La espera de reactivos hace que el plasma se pierda por vencimiento, dado que dura solo 31 días en las bolsas, refirió Maribel Meléndez, secretaria general de la Sociedad Venezolana de Hematología. “En ocasiones, después de haberse sustraído la sangre se ha desechado por haber esperado tanto en la bolsa debido a que no hay reactivos para hacerle la serología”, dijo.

A la falta de insumos, reactivos y equipos en los bancos de sangre se suma el éxodo de personal. “Existe deserción de enfermeras especialistas en Hematología y los médicos se van también por mejores sueldos. Al menos 10% del personal se ha ido de los bancos y en los hospitales renuncian al mes unos 4 profesionales”, señaló Meléndez.

“El sistema nacional de bancos de sangre necesita una reestructuración y remodelación para poder prestar el servicio que debería y trabajar correctamente”, agregó la hematóloga, quien aseguró que aunque no manejan cifras por la opacidad en la información, han registrado muertes en emergencias por falta de plasma.

Es responsabilidad del Ministerio de Salud garantizar la sangre en los centros de atención médica, manifestó León. “El ministerio no ha hecho las inversiones necesarias para equipar los centros de serología. Debe buscar los recursos y distribuirlos, es responsabilidad del Estado garantizar la sangre segura y disponible en cualquier centro de salud”.

A pesar de las limitaciones que padecen los bancos de sangre, los donantes continúan asistiendo a contribuir con estos centros y con as personas que necesiten el recurso.

“Los donantes siguen acudiendo, pero nos da vergüenza cuando no podemos atenderlos por falta de bolsas o porque no tenemos reactivos para la serología. Ya no les damos ni el refrigerio. La situación es profundamente crítica, no tenemos nada que celebrar el día 14”, expresó Meléndez.

El DATO

La Organización Mundial de la Salud en 2004 designó el 14 de junio como Día del Donante de Sangre, con el fin de promover la donación voluntaria y no remunerada, para que sea posible contar con sangre segura en el mundo entero. Esta modalidad permite que muchos pacientes en estado crítico puedan alargar su vida o mejorar su estado.