Sociedad

No han sofocado incendio en vertedero desde hace un mes

Aunque 80% ha sido sofocado, la emanación de gases persiste, pues aún no han colocado los tubos respiraderos

Vertedero

Noticia al Dia | Imagen referencial

 Aunque 80% ha sido sofocado, la emanación de gases persiste

Las cuatro fumarolas que fueron reparadas y progresivamente incorporadas para distribución de las toneladas de basura han permitido que 80% del incendio haya sido sofocado.

La repartición de las fumarolas es para cada terraza del vertedero Santa Eduviges, y consisten en tubos que se colocan a gran profundidad para permitir el respiradero de los gases, a medida que la máquina aplana la basura, ya que la humareda y emanación de gases tóxicos continúa, expresó Juan Vicente Gómez, vecino de Barrio Aeropuerto.

En la entrada del vertedero fue despejada la basura que se había acumulado durante semanas. “Es lamentable que no se haga un trabajo a fondo para evitar que el fuerte calor genere otro incendio. Las fumarolas que deben ser colocadas aún no existen en las terrazas, por lo que la acumulación de gas metano hará que en pocas semanas ocurra otro incendio. Las autoridades no aplican la normativa para prevenirlos”.

Una empleada de la alcaldía informó que al lugar ingresan por lo menos 300 toneladas de desechos al día, en un promedio de 100 camiones. “Cada vez hay más basura y menos capacidad para recogerla. Eso explica por qué en muchos sectores los desperdicios están por todos lados. Existe también falta de conciencia por parte de los vecinos, pero la autoridad municipal ha sido negligente con el servicio desde hace un par de años”.

Tatiani Coromoto Arteaga se dedica desde las 7:00 am hasta las 5:00 pm a limpiar las etiquetas y tapas de las botellas de plástico, por lo que le pagan 100 bolívares el kilo. “Espero acumular todo en una semana y al menos 15.000 bolívares recibo los días viernes”, dijo.

Arteaga informó que reside cerca del sector y por la falta de empleo se dedicó hace semanas a este oficio. Otra de las limpiadoras cerca del lugar, que no quiso identificarse, dijo que se llevaba a sus hijas desde primeras horas de la mañana a trabajar allí. “Me viene ayudar para acumular más kilos y poco van a la escuela porque van es a perder tiempo”, expresó.