Sociedad

Habitantes de Los Verdes publicaron comunicado tras allanamientos

Los ciudadanos explicaron los hechos a los que fueron sometidos durante los allanamientos ilegales de los cuerpos de seguridad del Estado 

Los Verdes

Los habitantes del Conjunto Residencial el Paraíso, edificios popularmente conocidos como “Los Verdes”, enviaron una carta pública tras el allanamiento ocurrido en ese lugar.  

A continuación el comunicado íntegro: 

Los habitantes del Conjunto Residencial el Paraíso (CREP), edificios popularmente conocidos como “Los Verdes”, queremos expresar a nuestros hermanos venezolanos y al mundo, el más enérgico rechazo por las vejatorias acciones de las cuales fuimos víctimas las más de mil doscientas familias que conformamos esta comunidad, siendo en su gran mayoría, personas de la tercera edad, mujeres y niños.

Dichos actos fueron ejecutados por cuerpos de seguridad del Estado, quienes tienen entre sus atribuciones y deberes, el cuido y resguardo tanto de nuestras vidas como de nuestros bienes materiales, establecido como mandato en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV), cúspide indiscutible de nuestro ordenamiento jurídico, la cual está plenamente vigente e impregna a todo el entramado legal.

El día trece del corriente mes, como es por todos conocido (hecho público y notorio), fuimos objeto de la violación de un gran número de derechos consagrados y garantizados en la CRBV y derechos humanos fundamentales; en horas de la tarde grupos comando de funcionarios, algunos con uniforme distintivo de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), otros con vestimentas de civil, sin identificación visible, incluso algunos encapuchados, portando armas y equipos de guerra (tanquetas de la GNB y CONAS), ejerciendo un uso desproporcionado e irracional de la fuerza, ingresaron sin orden judicial en las áreas comunes (pasillos y jardines) y a varios apartamentos, realizando detenciones ilegales a un grupo de jóvenes cuyo único “delito” es disentir y manifestar públicamente su opinión, así como a otras personas que ni siquiera estaban protestando. Más allá de eso, causaron destrozos y daños irrecuperables a bienes materiales, enrejado perimetral e interno, paredes, portones eléctricos, ascensores, cableado telefónico, bombas de agua, carteleras, vidrios, latonería y pintura de más de 70 vehículos, hurto y destrucción de pertenencias personales que se encontraban dentro de éstos, como equipos de audio, baterías, así como las computadoras y cámaras de seguridad de la comunidad, con sus respectivos respaldos. Y por si todo lo narrado fuera poco, se ensañaron contra los seres más inofensivos, si, con nuestras mascotas. Así, con total estupor, no sólo hemos visto en primera fila, sino que vivimos en carne propia, cómo afloró de una manera vil e inhumana lo ruin y despreciable de sus ansias de dominación: el maltrato de animales inofensivos. ¡¿Cómo no estar indignados ante tanta maldad?!

Se acusa de terroristas a personas que estaban ejerciendo un derecho, y a la vez, de forma vulgar se ejerce terrorismo de Estado, al utilizar todo el poder que proveen las armas en contra de ciudadanos indefensos, mientras nos dejan a merced del hampa común, en total minusvalía, al despojarnos de los escasos instrumentos y métodos con los cuales contábamos para medianamente defendernos, demostrando con esta acción que la protección de nuestras vidas está totalmente al margen de sus prioridades.

Solicitamos a los entes encargados de impartir justicia, que la impartan, a la Fiscalía del Ministerio Público efectuar las investigaciones con imparcialidad hasta identificar a los culpables y ejercer la acción penal, a la Defensoría del Pueblo, y Ministerio de la Defensa

les exigimos respuestas, y asignar responsabilidades, porque lo que aquí ocurrió tiene nombre y apellido: aquí se consumó un delito de LESA HUMANIDAD.

Dios nos puso a prueba y no reaccionamos con violencia ante tanta violencia, porque somos pacifistas, pero no se les olvide que tenemos cargados nuestros cromosomas con los genes de los Libertadores; si antes del 13 de Junio estábamos indiferentes, ese acto nos despertó, si antes del 13, jugábamos en solitario, lo ocurrido nos transformó en un equipo, porque ahora estamos unidos; si querían amedrentarnos, nos fortalecieron porque perdimos el miedo, si querían quebrantar nuestra moral, nos hicieron un gran favor, porque ahora tenemos muchas más ganas de seguir adelante.

Algunos nacimos y crecimos, otros aprendimos a vivir, en un sistema político llamado Democracia, en ella encontramos, a pesar de todos sus defectos, la forma que más se parece a nuestro pensar, a nuestro ideal de vida, así que no pretendan ni mucho menos quieran obligarnos, a asumir un sistema distinto al que hemos hecho nuestro de forma voluntaria, porque simplemente no lo conseguirán. Levantaremos nuestra voz cada vez que sea necesario, lo estamos denunciando con gallardía, porque no queremos que nuevamente suceda esta aberración en ninguna otra comunidad de nuestra amada Venezuela.

El mayor anhelo es tener un país donde los valores de tolerancia, igualdad, respeto, libertad, democracia y justicia, y el respeto a la Constitución, estén por encima de todo.

El día de mañana, cuando estemos a brazo partido reconstruyendo nuestro país para hacerlo nuevamente grande. Queremos decir con todo el orgullo:

“NOSOTROS VIVIMOS EN LOS VERDES”

HABITANTES DE LAS 4 ETAPAS DEL CONJUNTO RESIDENCIAL EL PARAÍSO (C.R.E.P)

“LOS VERDES”

Tags