Sociedad

Frío decembrino retrasado por contaminación y sobrepoblación

Se espera un incremento del calor y menos lluvias progresivamente cada año a causa del cambio climático, aseguraron los especialistas

Diciembre

El tradicional frío decembrino en Caracas propio de la temporada navideña, que comienza a finales de noviembre y se extiende hasta febrero, se ha retrasado este año por diversos factores naturales y por obra del hombre. El frescor que sentía en la capital desde finales de noviembre y que ya no se percibe, ha marcado la diferencia entre lo que era la temperatura en la antigua Caracas de los techos rojos y la de hoy, amenazada por la deforestación, la contaminación y la variedad climática.

“Las ciudades se van calentando progresivamente con los años debido a factores estructurales como lo son el asfalto, el concreto, el cemento, la tala de árboles y la contaminación que originan olas de calor y dan paso a una variedad climática. Caracas es más caliente ahora que hace 50 años, a pesar de que suele haber años más fríos que otros, lo que sí esta referido a una variación natural”, afirmó Abraham Salcedo, jefe del Departamento de Ingeniería Hidrometeorológica de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Central de Venezuela.

El frío en Venezuela en estas temporadas se debe al flujo de masas de aire helado provenientes del norte del continente. Se espera que en Caracas comience a bajar la temperatura unos grados, de forma progresiva, a mediados de diciembre y se mantenga así hasta el 15 de febrero cuando subirá de nuevo, señaló Salcedo. El pronóstico es de unos 16 a 17 grados centígrados como mínimo en el mes de diciembre, que puede llegar a 15 grados entre enero y febrero, según fuentes del Inameh.

El diciembre de este año tiene características calurosas en comparación con años anteriores y eso es consecuencia del cambio climático. “Nosotros vamos para un clima más caliente y menos lluvioso, y eso se acentúa en zonas naturalmente calurosas. Es lo que dicen los modelos climáticos, y durante los últimos 10 años es notorio que se viene cumpliendo”, señaló Alicia Villamizar, jefa del Departamento de Estudios Ambientales de la Universidad Simón Bolívar y coganadora del Premio Nobel de la Paz en 2007 como integrante del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático.

Villamizar afirmó que el fenómeno es resultado de la pérdida de la biodiversidad, de los residuos generados por las industrias, de la carburación y combustión y del cambio del uso de los suelos, impactos que al final se ven reflejados en los gases de efecto invernadero que alteran la composición de la atmósfera, los cuales han aumentado en el país.

Alba Marina Gutiérrez, cofundadora de la red Periodismo ante el Cambio Climático, asegura que se debe crear una agenda para actuar frente a este problema. “Como Venezuela es un país megadiverso, con costas, montañas, bosques, selvas, se debe hacer una gestión climática a su medida, porque no es igual crear planes para trabajar con el ambiente de Mérida que con el de Falcón, hay diferencias marcadas entre uno y otro”, dijo. Añadió que a pesar de no haber datos científicos que permitan realizar estudios profundos sobre el tema, el aumento del parque automotor, la deforestación en zonas importantes y el crecimiento de la población afectan al clima caraqueño.