Sociedad

Focos de protestas y represión revivieron en horario nocturno

Desde edificios en el centro y oeste de la capital alertaban a quienes estaban en la calle sobre la llegada de cuerpos de seguridad

BARRICADAS

Henry Delgado

Las barricadas amanecieron en las principales calles de zonas de Caracas

El 19 de abril la marcha convocada en Caracas por la oposición culminó con fuerte represión por parte de los cuerpos de seguridad, lo que impidió a los manifestantes avanzar a la Defensoría del Pueblo; sin embargo, la tensión en las calles persistió mucho después. Al caer la tarde en varios puntos de la ciudad se reportaron protestas, y otra vez policías y militares acudieron a dispersar el descontento.

En la avenida Intercomunal de El Valle, a la altura de Longaray, hubo manifestaciones que se intensificaron pasadas las 10:00 pm. Vecinos del barrio La Matanza, de las residencias Savoy, Mariscal de Ayacucho y Tequendama prendieron barricadas con basura que impedía el tránsito en ambos sentidos.

Desde los edificios colaboraban con los manifestantes para alertarlos de la presencia policial, que se encontraba a escasos metros en la comandancia de PNB Tránsito. También tocaban cacerolas y gritaban consignas contra el gobierno y los funcionarios.

Hubo varias escaramuzas a lo largo de la noche hasta que los policías los emboscaron cerca de las 3:00 de la madrugada, relataron testigos. Persiguieron a los manifestantes del barrio y lanzaron lacrimógenas a las residencias.

En la carretera Baruta-El Placer a las 8:00 pm en las salidas de los barrios El Progreso, Picapiedras y Ojo de Agua sacaron desechos a la vía y les prendieron fuego, impidiendo el paso de vehículos.

Residentes de la zona relataron que hubo un cacerolazo y la Guardia Nacional Bolivariana llegó después. “Oímos que la gente les gritaba, los insultaban. Yo me quedé en la casa y escuchamos detonaciones. Una prima contó que eran los guardias disparando”, contó una muchacha.

Otro vecino explicó que el miércoles se quedaron sin luz a las 4:00 pm y que toda la zona estaba a oscuras. Asoció la manifestación a la falta del servicio y dijo que también hubo delincuentes que aprovecharon para robar a los carros que se acercaban a esos sectores.

“Eran colectivos”

Vecinos de la parroquia Candelaria relataron que, el día de la marcha, civiles armados entraron a un edificio ubicado a una cuadra de la avenida Panteón. “Eran colectivos”, dijeron. Los hombres forzaron la puerta del estacionamiento y tirotearon cinco vehículos.

Los sujetos afirmaban que de ese edificio habían lazando una botella que hirió en la cabeza a Amendrina Carrillo, de 47 años de edad, que le causó un traumatismo craneoencefálico.

En la noche, funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas llegaron a la residencia y recorrieron piso por piso haciendo averiguaciones del caso.

Enfrentamiento

En Miranda, municipio Los Salias, el 19A la protesta comenzó a las 5:00 pm. Manifestantes armaron una barricada en la avenida Perimetral de San Antonio y poco después llegó una tanqueta de la GNB.

“Desde los edificios les comenzamos a gritar a los muchachos que estaban en la calle, que venía la Guardia. Dispararon bombas lacrimógenas a los edificios e incluso una cayó en una casa de reposo”, contó una residente de la zona.

El enfrentamiento se extendió, llegó una nueva tanqueta y otro contingente de guardias. Cuando ya casi se había replegado la protesta, los vecinos escucharon una ráfaga de disparos donde resultó herido el sargento segundo José Barrios, que falleció poco después.