Sociedad

Centro que trata el cáncer de mama cumple 28 días paralizado por apagones

El presidente del Ceclines indicó que las mujeres llaman angustiadas por no poder someterse a las mamografías y biopsias para determinar si tienen cáncer de mama

Ceclines

Twitter: @ceclines

Previo al apagón Ceclines realizaba un promedio de dos cirugías y 35 exámenes diariamente

Por Julián Castillo | @jacmosqueda94

La falla eléctrica masiva del 7 de marzo no solo apagó las luces de toda Venezuela, sino también la esperanza de cientos de mujeres que tenían previsto someterse a exámenes para determinar si tienen cáncer de mama, algunas incluso vieron comprometida la posibilidad de continuar "normalmente" sus tratamientos de quimioterapia.

Personal médico del Centro Clínico de Estereotaxia, Ceclines, denunció este viernes que desde hace 28 días no ha podido atender pacientes debido al apagón nacional. Precisó que desde entonces no cuenta con servicio eléctrico en sus instalaciones, en el municipio Libertador de Caracas.

El cirujano oncólogo mastólogo Víctor Acosta, presidente de Ceclines, afirmó que aproximadamente 750 mujeres no han podido hacerse exámenes como mamografía, ultrasonido, biopsia e incluso operaciones, debido a la inoperancia de los equipos ocasionada por la falla eléctrica.

El especialista afirmó que luego de reportada la falla el 7 de marzo en las oficinas de la Corporación Eléctrica Nacional, aproximadamente una semana después una cuadrilla de la empresa visitó el Centro Clínico de Estereotaxia, en el edificio Siclair. Después de la evaluación de los daños, les informaron que la falla fue causada por una “avería” en el transformador y que los materiales para la reparación debían ser costeados por Ceclines. Indicaron que elaborarían un presupuesto y lo enviarían, pero este nunca llegó.

“Somos conscientes del problema en el ámbito nacional, pero siendo Ceclines una institución de salud, y en especial que se ocupa del manejo de una patología oncológica, se le debería ubicar entre las prioridades”, manifestó Acosta en exclusiva para El Nacional.

El presidente de Ceclines destacó que el paro técnico en el que se encuentran debido a la falta de luz, ocasiona retraso significativo en el diagnóstico y tratamiento de las pacientes, situación que considera alarmante porque se trata de una institución especializada en el cáncer de mama.

“Las pacientes llaman con mucha frecuencia mostrando angustia y ansiedad, pero a la vez con solidaridad y comprensión”, expresó.

Acosta indicó que el pago de la nómina de 35 personas que trabajan en Ceclines se ha mantenido con normalidad. Sin embargo, apuntó que ello implica un esfuerzo que será imposible mantener indefinidamente si no se reanudan las actividades.

“Nuestros trabajadores están en cuenta de que Ceclines cumplirá con sus obligaciones, pero claro está que eso significa un esfuerzo que lógicamente no podrá ser por tiempo indefinido”, dijo.

 

 

Tags