Sociedad

El bulevar de Sabana Grande esconde un misterio de ochenta años

Las puertas de la colección están abiertas tanto para los investigadores del área como para el público en general que desee acercarse al estudio de las aves propias de Venezuela

Por Marcos Kirschstein

Las investigaciones ornitológicas comenzaron en Venezuela con la primera excursión realizada por William H. Phelps en el Auyantepui. Este año es el octogésimo aniversario  de esta expedición, cuyo fin fue documentar por primera vez las especies de aves pertenecientes a esa zona de la geografía nacional, hasta entonces poco estudiada.

Esta expedición científica -conformada por más de cincuenta personas y que contó con el apoyo del Museo de Historia Natural de la ciudad de Nueva York, el Departamento de Estado de los Estados Unidos de América, las empresas petroleras que operaban en el país para la época y el gobierno del general López Contreras- inició en noviembre de 1937 y retornó a la ciudad de Caracas en marzo de 1938. Además de la recopilación científica dentro del campo de la ornitología, a las expediciones organizadas por William H. Phelps y sus sucesores se debe el descubrimiento de otras especies animales y el registro cartográfico de varias de las zonas pertenecientes al sur del país.

A partir de las primeras expediciones realizadas para el Museo de Ciencias Naturales de la ciudad de Nueva York, comienza a conformarse lo que hoy se conoce como “Colección Ornitológica William H. Phelps”, que desde 1949 hasta la actualidad se ha consolidado como una fundación de referencia nacional e internacional para el estudio de las especies de aves propias de Venezuela. En los archivos de la colección hay ejemplares de más de ochenta mil de estas especies.

La importancia de las colecciones es que resguardan el patrimonio del pasado, y en la actualidad la “Colección Ornitológica William H. Phelps”, cuya sede se encuentra en el corazón del bulevar de Sabana Grande, es la colección ornitológica más grande del país y una de las más importantes del mundo. Sus puertas están abiertas tanto para los investigadores del área como para el público en general que desee acercarse al estudio de las aves propias de Venezuela.

Las investigaciones ornitológicas comenzaron en Venezuela con la primera excursión realizada por William H. Phelps en el Auyantepui. Este año es el octogésimo aniversario  de esta expedición, cuyo fin fue documentar por primera vez las especies de aves pertenecientes a esa zona de la geografía nacional, hasta entonces poco estudiada.

Esta expedición científica -conformada por más de cincuenta personas y que contó con el apoyo del Museo de Historia Natural de la ciudad de Nueva York, el Departamento de Estado de los Estados Unidos de América, las empresas petroleras que operaban en el país para la época y el gobierno del general López Contreras- inició en noviembre de 1937 y retornó a la ciudad de Caracas en marzo de 1938. Además de la recopilación científica dentro del campo de la ornitología, a las expediciones organizadas por William H. Phelps y sus sucesores se debe el descubrimiento de otras especies animales y el registro cartográfico de varias de las zonas pertenecientes al sur del país.

A partir de las primeras expediciones realizadas para el Museo de Ciencias Naturales de la ciudad de Nueva York, comienza a conformarse lo que hoy se conoce como “Colección Ornitológica William H. Phelps”, que desde 1949 hasta la actualidad se ha consolidado como una fundación de referencia nacional e internacional para el estudio de las especies de aves propias de Venezuela. En los archivos de la colección hay ejemplares de más de ochenta mil de estas especies.

La importancia de las colecciones es que resguardan el patrimonio del pasado, y en la actualidad la “Colección Ornitológica William H. Phelps”, cuya sede se encuentra en el corazón del bulevar de Sabana Grande, es la colección ornitológica más grande del país y una de las más importantes del mundo. Sus puertas están abiertas tanto para los investigadores del área como para el público en general que desee acercarse al estudio de las aves propias de Venezuela.