Sociedad

Bs 300 más cuesta en adelante el pasaje mínimo en Caracas

Hasta 108.000 bolívares pagan usuarios de rutas largas, con la nueva tarifa que representó 79,21% del salario mínimo hasta ayer

Pasaje

300 bolívares más empezaron a cobrar por el pasaje en Caracas. Los transportistas cobraron la tarifa de forma irregular. A pesar de que el pasaje mínimo a 700 bolívares entró en vigencia, choferes de El Hatillo y Catia pidieron hasta 1.000 bolívares sin tener la autorización de las autoridades municipales.

Con este ajuste, una persona que utiliza una sola línea de transporte al día pagará 1.400 bolívares por ida y vuelta; esto representa en la semana 7.000 bolívares y al mes 28.000 bolívares, lo que produce 20,5% de incidencia sobre el salario mínimo que hasta ayer fue de 136.544,18 bolívares. Así, una persona que utiliza dos líneas de transporte al día gastará 56.000 bolívares al mes en transporte público, es decir, 41% del viejo salario mínimo.

María Gómez, trabajadora doméstica, para llegar a su destino agarró el Metro en la estación de Petare con destino a Chacaíto a un costo de 4 bolívares, allí subió a una camioneta que le cobró 1.000 bolívares hasta el centro comercial Plaza las Américas, y luego pagó 1.000 bolívares más por otra hasta El Hatillo. En el pueblo abordó un jeep para ir a Lomas de la Lagunita y pagó 700 bolívares.

Gómez gastó en pasaje de ida y vuelta, en un solo día, 5.408 bolívares, lo cual representa 27.040 bolívares semanales y al mes 108.160 bolívares, lo que equivale a 79,21% de su salario.

Vecinos de Catia informaron que desde hace un mes las unidades que suben a Lomas de Urdaneta y El Junquito se tardan una hora en recoger a los pasajeros y por medidas de seguridad los ciudadanos prefieren irse en transportes piratas que cobran hasta 1.000 bolívares.

Pedro Jiménez, presidente del Bloque de Transportistas del Suroeste, señaló que no todos los sectores han implementado esta medida. Destacó que ayer en la mañana se presentaron irregularidades en Antímano y hubo choferes detenidos. Usuarios de la zona destacaron que los conductores obligan a los ciudadanos a pagar el pasaje una vez que suben a la unidad con el aumento de 250%.

Hugo Ocando, presidente del Bloque del Oeste, refirió que continúan siendo la primera opción de la gente y además, la más económica, ya que han percibido la aceptación del nuevo costo del pasaje urbano. “Siempre están las personas que se quejan, pero 90% de los ciudadanos han aprobado este incremento”, indicó.

Afirmó que no hay suficientes unidades disponibles y por lo tanto hay quienes optan por irse en transportes piratas como las camionetas Pick-Up y los camiones 350 que cobran a los pasajeros precios exorbitantes entre 1.000 y 1.500 bolívares.