Sociedad

223.650 habitantes de barrios deben ser reubicados

La población en asentamientos espontáneos de la ciudad ha crecido dos veces más que en las áreas urbanizadas y ocupan apenas 24% del espacio. Según esta lógica, 45% del total de los habitantes de Caracas viven en barrios y ocupan apenas un cuarto de la ciudad. La previsible consecuencia es la mayor densidad poblacional en esos territorios y el colapso de los servicios. La arquitecto Elisa Silva estuvo presente en la IV Jornada de la Sección de Estudios Venezolanos de Latin American Studies Association, LASA, que se celebra en la capital desde el martes pasado y hasta hoy. En la mesa que abordó el tema de la Violencia y la Ciudad, se explicaron los hallazgos de una investigación sobre las zonas de origen improvisado, reunidos en el libro CABA: Cartografía de los barrios de Caracas.  Según Silva, Caracas cuenta con 43.3 kilómetros de asentamientos espontáneos en un total de 180 kilómetros cuadrados; mientras que Medellín (ciudad que se toma como referente para hablar sobre las mejoras de las condiciones de los barrios y la necesaria integración par a reducir la violencia) tiene solo 18 kilómetros de asentamientos no planificados en un total de 120 kilómetros cuadrados. ?Son escalas bastantes diferentes?, apuntó.La realidad de los barrios en Caracas no es nueva. Desde 1966 existen y en 1945 hubo una primera experiencia de reacomodación de estos sectores, cuando el general Marcos Pérez Jiménez construyó la Urbanización 2 de Diciembre, que luego se llamaría 23 de Enero. Después vendrían las construcciones en Coche y El Valle que originaron crecimiento de barriadas en sus alrededores. En este contexto, Silva llamó la atención sobre las condiciones de esas áreas. En los espacios planificados la vivienda ocupa 17% de la superficie total, que es complementada con parques, plazas, retiros y aceras; mientras que en los territorios de crecimiento informal la casa abarca 60% del total del espacio. Por ende, hay menos lugar para el esparcimiento, la recreación y la distensión. ?El sistema del Metrobús no llega hasta el hogar de estas personas. Desde el punto adonde llegan el ciudadano tiene que tomar un mototaxi, un jeep o un rapidito. Muchos de ellos no se mueven debido al alto costo del pasaje. No tienen acceso a los espacios públicos de la ciudad y son sistemáticamente excluidos de la oferta urbana?, dijo Silva al enfatizar que de no intervenir en estos espacios se proyecta que en el año 2030 haya 315.526 nuevos habitantes en estos sectores, a los cuales habría que sumarle el millón y medio de personas que ya vive allí. En este momento, según la arquitecta, urge trasladar a 223.650 personas de estos territorios, pues están en riesgo y ameritan reubicación inmediata.  Un escenario ideal contemplaría la atención y mejora de estos espacios y la densificación de áreas menos pobladas en la ciudad. Silva dijo que en la actualidad Caracas tiene 51 barrios pequeños y 18 grandes. Allí la densidad es de 300 habitantes por hectáreas, mientras que en el resto de la ciudad es de 100 a 120. ?El crecimiento de los barrios es en parte consecuencia de ordenanzas que no permiten un crecimiento ordenado y legal; los mapas registran condiciones territoriales que delatan una severa situación de desigualdad y exclusión urbana?, dijo la investigadora. Recomendó reflexionar sobre la necesidad de no quedarse en el área reactiva, sino emprender un programa que involucre a la sociedad civil y al sector privado para equilibrar la densificación de la ciudad y crear políticas públicas para mejorar las áreas satélites. Así como también construir urbanismos a partir del concepto de David Gouverneur, que emplea las ?armaduras? (trazado de servicios alrededor de barrios periféricos que permitan las autoconstrucción capacitada y sistemáticamente correcta).