Sociedad

Crisis eléctrica altera la vida de millones de venezolanos

El ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, atribuyó las fallas en el servicio a la sequía en las represas

ELECTRICIDAD

Leonardo Noguera/El Nacional

Foto Archivo

El clima causó apagones en los últimos días en el occidente del país, según el gobierno.  Interrupciones eléctricas que trajeron consigo fallas en el suministro de agua potable e internet que desataron protestas y saqueos.

Nueve estados se han visto afectados la última semana por decenas de apagones que duran minutos en algunos casos, horas en otras ocasiones y más de un día en menor medida.

El ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, explicó el lunes que una "fuerte sequía" mermó la cantidad de agua en tres represas y que esto provocó los cortes de luz estados: Trujillo, Táchira y Mérida, así como en Barinas, Portuguesa y Apure.

El presidente Nicolás Maduro activó un plan de contingencia liderado por el vicepresidente, Tareck el Aissami, para atender estos "eventos inesperados" y estimó que en 15 días solventarán las fallas.

Los ciudadanos que residen en los seis estados referidos por el Ejecutivo y los de otras regiones no mencionadas como Zulia, Falcón, Aragua y Lara llevan días trastornados por la crisis eléctrica que los deja a oscuras varias veces por día y les impide vivir con normalidad.

Una veintena de comercios fueron saqueados en Mérida y Trujillo en medio de protestas por los apagones de los últimos días, esto arrojó un balance de 20 personas heridas y otras 20 detenidas según información oficial preliminar.

Yenifer Roa, educadora en Mérida, aseguró a Efe que las fallas de los servicios comenzaron el miércoles hasta llegar el domingo a cumplir 22 horas seguidas sin electricidad, lo que desató protestas en las carreteras principales de la entidad.

Margarita Arribas, una profesora universitaria del Zulia, indicó que el lunes contabilizó 18 "bajones de luz" en su casa, que duraron entre 30 y 40 segundos cada uno, y que ha tenido fallas en el suministro de agua potable así como con su línea telefónica residencial, operada por la estatal Cantv.

Los ciudadanos consultados aseguraron que han dormido menos en los últimos días y que la intermitencia del internet ha entorpecido más las operaciones comerciales.