Sociedad

“El venezolano dejó de tratarse preventivamente por los costos de exámenes”

Colegio de Bioanalistas denuncia que por la compra a dólar libre deben subir precios de servicios de laboratorio todas las semanas

Laboratorios

El costo de los exámenes de laboratorio suben semana tras semana y el gremio de bioanalistas teme que el venezolano sacrifique la medicina preventiva para garantizar el pan diario.

María Cabrera, presidente del colegio de Bioanalistas del Distrito Capital, señala que el examen de rutina más común es la hematología y no tiene un precio menor a 10.000 bolívares.

“A una simple hematología le hemos tenido que añadir el costo del tubo de ensayo que antes de compraba por bultos y eran económicos, pero se fueron por las nubes”, explica Cabrera.

En estos momentos hay escasez de 80% para hacer pruebas especializadas como hormonas tiroideas, antígeno prostático o marcadores tumorales para quien tuvo cáncer. La poca oferta y la compra de reactivos a dólar libre ocasiona, por ejemplo, que los costos de exámenes de rutina del antígeno prostático para descartar cáncer de próstata en hombres a partir de los 50 años de edad pasara de 12.000 bolívares a 60.000 bolívares, pero para los pacientes que ya tiene la detección esta muestra debe estudiarse cada 3 meses.

“Veo con preocupación que el venezolano dejó de tratarse preventivamente por los costos en exámenes de laboratorio y cuando está realmente enfermo es cuando se hará los estudios porque no tienen dinero. Lo ideal es que anualmente te hagas un perfil 20 que varía entre 12 y 30 mil bs”, explica la bioanalista.

Las pruebas de coagulación que debe realizarse cualquier paciente que vaya a ser intervenido quirúrgicamente no tiene en estos momentos ninguna opción gratuita en hospitales y en el ámbito privado el costo mínimo es de 30.000 bolívares.

Cumplir protocolos

Al gremio de bioanalistas desde el año pasado, cuando comenzó la entrega intermitente de reactivos, le preocupaba que se estuvieran haciendo las transfusiones de sangre sin los análisis de rigor para evitar el contagio de enfermedades. Luego de un año el abastecimiento de reactivos para analizar si las bolsas de sangre que se donaron a pacientes que necesitan transfusiones de sangre están contaminadas con HIV, chagas, hepatitis o sífilis sigue siendo igual.

Sin embargo, en el Banco Municipal de Sangre del Distrito Capital, que se encarga de realizar estas pruebas de las muestras de sangre que provienen de los hospitales Vargas, Magallanes de Catia, Periférico de Catia, Oncológico Luis Razzetti, Maternidad Concepción Palacios y JM de los Ríos, hasta el momento tiene abastecimiento de reactivos hasta septiembre, informó su subdirectora Carmen Yánez.

Yanez desconoce cómo son los mecanismos de compra para reponer inventarios en el Ministerio de Salud.

Cabrera agrega que “en los hospitales están haciendo uso de esos reactivos de la manera más estricta para los casos realmente importantes y los reactivos durarán más porque esos mismos hospitales tienen pocas intervenciones quirúrgicas y se podrá rendir”.

DATO

Colegio de Bioanalistas asegura que hay escasez de reactivos para hacer pruebas especiales como perfil tiroideo, antígeno prostático y marcadores tumorales hasta de 80%.

Tags