Sociedad

OPS: “No estamos con los ojos vendados ante carencias de medicamentos”

José Moya, representante de la OPS en Venezuela, dice que no se pronuncia por la crisis para evitar entrar al terreno político. Aún no hay nada firmado para traer medicinas para enfermos crónicos

OPS sede

José Moya, representante de la Organización Panamericana de la Salud en Venezuela, asegura que tan pronto la canciller Delcy Rodríguez anunció en diciembre que ampliarían la cooperación que ya existe para adquirir medicamentos a través de la Organización Mundial de la Salud, se comenzaron conversaciones para ampliar las compras por esta vía.

El Instituto Venezolano de Seguros Sociales se sumó a la mesa, pero los acuerdos aún no se concretan. Pese a que el presidente de este instituto, Carlos Rotondaro, prometió que en un mes llegarían medicamentos oncológicos a través de este fondo, todavía este acuerdo no está firmado. De firmarse hoy los fármacos no llegarían antes de dos meses al país.

Moya sintió la necesidad de dar una explicación detallada. Puntualizó que desde el Fondo Rotatorio se compran vacunas desde 2004 y otorgan un crédito a los países de 10 millones de dólares. Con el Fondo Estratégico, desde el año 2000 se puede acceder a 150 medicamentos a un menor costo. Venezuela participa en este convenio desde 2011 para traer tratamientos antirretrovirales para la VIH, antimalárico, tuberculosis, leishmaniasis y mal de Chagas, y el crédito es de 2 millones de dólares. A ambos fondos los gobiernos les deben pagar en un plazo que no debe exceder los 60 días.

—¿De qué trata el acuerdo con el IVSS?

—Todavía con la farmacia de alto costo no tenemos ahora mismo algo concreto. Falta la solicitud oficial y el pago. Están interesados por los inmunosupresores para las personas con trasplantes, pero no es que te compro la orden y mañana tienes los medicamentos. El Seguro es muy consciente de eso y está evaluando primero cómo resuelve la parte aguda y la planificación se hará con calma.

—El general Rotondaro dijo que en un mes llegaban las quimioterapias a través del Fondo Estratégico

—Puede ser que lo tenga a través de otro mecanismo. Con el Fondo Estratégico lo que está llegando son las vacunas, antirretrovirales, antimaláricos y tuberculosis.

—¿El gobierno tiene deudas con ustedes?

—Llegan los medicamentos, se hacen órdenes de compra, pagas y otra vez viene la deuda. Lo importante es garantizar que no haya retraso en los pagos, pero sabemos que  tiene que ver con disponibilidad de divisas y eso obviamente  escapa  al deseo nuestro y el del ministerio.

—¿Por qué desde diciembre la OPS no ha publicado otro boletín sobre difteria?

—Las alertas las saca la organización en la medida en que considera difundir la alerta. Ahora aclaro que aunque somos OPS no es que tenemos información todos los días. Las informaciones las tiene el ministerio y él se encarga de hacer esas notificaciones.

—¿Cada cuánto tiempo el ministerio les notifica estas estadísticas?

—No hay un tiempo. A veces coincidimos en reuniones de trabajo, mesas y discusiones de un tema y ahí vemos cómo está la estadística.

—¿El convenio de cooperación no exige que la OPS tenga acceso a la información?

—La exigencia tiene que ver con el Reglamento Sanitario Internacional. A través de eso nos enteramos  todos los países si hay una situación no usual que coloca en riesgo la salud pública. Por ahí fluye información siempre confidencial porque es parte  de la naturaleza del propio reglamento.

—Ustedes en diciembre solo alertaron sobre 20 casos de difteria, pero el boletín epidemiológico hablaba de 324 casos.

—Sospechosos.

—El boletín no especifica que son sospechosos.

—Hay que reconocer que había una información del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológico con 300 casos sospechosos. Y desde el punto de vista de salud pública es algo positivo. Casos sospechosos, probables o confirmados, descartados y fallecidos  son las líneas de la vigilancia epidemiológica. Lo que se reportó es sospecha. Fiebre y dolor de garganta con alguna lesión de garganta.

—¿Ustedes sabían que había 300 casos sospechosos?

—No, eso lo supimos cuando se difundió el boletín epidemiológico hace unas semanas. Esa cantidad no la teníamos. Si fueran los 300 casos confirmados sería otra la historia. Hubiésemos tenido que traer una cantidad mayor de antitoxina diftérica y ese tipo de casos no se escapan de la opinión pública.

—¿Conocen estadísticas de 2017?

—Ha habido cambios en la gestión y estamos esperando. Ya nos hemos reunido con el equipo nuevo.

—¿Hacen trabajo de campo para verificar cómo está el sistema de salud más allá de la versión oficial?

—Con el ministerio hemos estado en Bolívar con una misión para ver el tema de malaria y difteria. No necesariamente investigaciones de campo precisas.

—¿Por qué no lo hacen de forma individual?

—No es la organización la que tiene hacer esas investigaciones operacionales. Trabajamos con el ministerio y sabemos la situación del país. No estamos con los ojos vendados ante carencias de medicamentos. Del impacto que está habiendo en la mortalidad infantil y materna. Estamos muy claros y conscientes de esta situación. No crean que no estamos enterados de lo que está pasando. Del impacto  que está teniendo en la calidad de vida de la población.

—¿OPS no toma en cuenta documentos no oficiales?

—Los revisamos.  Eso nos permite una mejor noción de lo que ocurre.

—¿Y qué opina del aumento de la mortalidad materna y neonatal?

—Hay que reconocer que en el boletín está claramente definido y sabíamos que la tendencia de estos dos indicadores estaba en alza y nos preocupa mucho porque tiene que ver con varios temas: calidad, atención y recursos, pero sin duda hacen parte de la crisis económica y de esta falta de divisas que está atravesando el país.

—¿Venezuela no califica para una ayuda humanitaria?

—Estamos trabajando mucho para sostener lo que podemos hacer bien: Fondo Estratégico y Rotatorio, la medicinas y vacunas.

—¿Es viable una ayuda que no implicaría una inversión del gobierno?

—Hay posibilidades. Vía fondos Rotatorio y Estratégico. Se pueden ampliar las opciones para obtener medicamentos.

—¿Por qué la OPS no hace un pronunciamiento sobre la situación de Venezuela?

—¿Y cuál sería la consecuencia? Te devuelvo la pregunta.

—¿Hay una crisis humanitaria?

—Entramos al terreno político y eso nos complicaría todo. Nos complica en el sentido de la cooperación que estamos haciendo nosotros permanentemente con el Ministerio de Salud.

—¿La OPS está cuidando un nicho en Venezuela?

—Estamos cuidando nuestro trabajo. Nuestro trabajo es fundamental y eso nos garantiza estos medicamentos del Fondo Rotatorio, estas vacunas. Nuestra cooperación técnica.

—¿La OPS está evitando un conflicto político que pudiera ocasionar que los saquen de Venezuela?

—No estamos preocupados. Venimos trabajando y lo hacemos desde hace 50 años en el país. Y esa es la historia que nosotros queremos siempre proteger.