Sociedad

300.000 pacientes esperan ayuda internacional para operarse

Lo que viene es una hambruna que condenará a toda una generación de venezolanos a vivir en pobreza si no se aceptan los mecanismos humanitarios, dijo Rafael Orihuela, ex ministro de Salud

HUC

En riesgo de morir están 300.000 pacientes con enfermedades crónicas en lista de espera para ser intervenidos quirúrgicamente ante la negativa del gobierno a aceptar la ayuda internacional, informó el ex ministro Rafael Orihuela con base en datos recabados por la Alianza Venezolana para la Salud, e indicó que la mayoría de los afectados presentan afecciones coronarias y renales.

La falta de aprobación de divisas, según el infectólogo, perjudica también la calidad de vida de otras 16.000 personas que sufren de enfermedades cardíacas y que requieren la colocación de un estent, dispositivo que se inserta en el corazón para abrir las arterias y vasos sanguíneos obstruidos. “No hay dinero ni tampoco las divisas para adquirir este tipo de equipos y estas personas pueden sufrir infartos en 1 o 2 años como máximo”, alertó.

Ante ese panorama, Orihuela insistió en que es necesario que el gobierno acepte un convenio internacional con países como Italia, Francia y Alemania, que disponen de programas de asistencia médica orientados a atender situaciones de emergencia en Estados que han perdido la capacidad interna de respuesta: “Estas naciones tienen sólidos sistemas de hospitalización para cooperar en casos de emergencia humanitaria, y ya Venezuela cumple con todos los parámetros”.

Indicó que la instalación de esos bancos hospitalarios de cooperación internacional debe hacerse en regiones costeras, como Sucre y Falcón, donde hay más desasistencia médica. “Con esa acción en seis u ocho meses podría solventarse la situación de estos pacientes. El gobierno no puede ser tan terco porque la crisis continúa y las muertes también.”, advirtió.

“La miseria, el hambre y las muertes por enfermedades prevenibles aumentarán en 2018 si el gobierno y el ministro de Salud, Luis López, se niegan a recibir las donaciones de medicinas y alimentos que la población amerita con urgencia. Lo que viene es una hambruna que condenará a toda una generación de venezolanos a vivir bajo los límites de la pobreza”, lamentó.

El ex ministro de salud José Félix Oletta denunció que la negativa del presidente Maduro y del ministro de Salud constituye una violación del derecho a la vida y la salud: “Es una negación explícita y abierta del acceso a los derechos fundamentales”.

La obstrucción a la contribución internacional representa un doble discurso que no se corresponde con la realidad, indicó el especialista. “El país ya ha recibido donaciones de la Unicef y la OMS para combatir la malaria y la difteria, y eso no lo da a conocer el gobierno”, añadió.

Hizo un llamado de conciencia moral al Ejecutivo a rectificar su posición en lo referente a los mecanismos de ayuda internacional: “Las máximas autoridades no están cumpliendo con sus responsabilidades y no muestran signos de humanidad. Eso solo causará más muerte y sufrimiento”.

Tachirenses indignados. “Tengo un familiar que convulsiona y no le conseguimos el tratamiento. Me parece muy equivocada la decisión del gobierno, las personas están sufriendo por tratamientos para la hipertensión, por convulsiones; hay niños con cáncer, y me parece muy injusto que el gobierno juegue con la salud de los venezolanos”, dijo Socorro Varela al ser consultada sobre la posición del presidente Maduro y ministros de su gabinete de rechazar la habilitación de un canal humanitario

Sorelys Sánchez fue operada hace seis meses por un derrame pericárdico. Su madre tiene 85 años y tampoco consigue los medicamentos. “Mi mamá toma clopidogrel, clonazepan, captopril (principios activos). Me operaron hace seis meses y esta es la fecha que no he podido tomarme el tratamiento como es debido porque no lo consigo”, se quejó Sánchez.

La Radiografía de Venezolanos en Colombia, un informe levantado por Migración del vecino país, indica que 28% de las personas que pasan a su territorio lo hacen para adquirir medicamentos. Si bien es cierto que en Cúcuta es posible comprar medicinas, el precio supera hasta 50 veces el establecido en Venezuela.

EL DATO

El Plan Quirúrgico Nacional inaugurado el 22 de mayo ha realizado 155.810 cirugías en todo el país, declaró el Ministerio de Salud en un comunicado. La información precisa que el número de intervenciones aumentó 60% y que 140 quirófanos, de 214 que fueron intervenidos, están rehabilitados.