Reporte Ya

@JaimeDiaz514f: “Tomo agua hervida con hojas de guanábana y ajo”

Pancho Poitiers @Panchopoitiers: “Un Profesor Titular de la UCV, con doctorado y 40 años de servicio, no puede adquirir, ni siquiera, el medicamento esencial para una hipertensión y/o diabetes. ¡Este es un síntoma terminal del socialismo militarista que destruye a Venezuela!”

@ReporteYa

Twitter

Ramón Becerra @ramonbecerrap: “No es justo que unas pastillas para la hipertensión (Omersantan) llegaron a 3 Millones de bolívares. En Venezuela no hay gobierno”

La escasez de medicamentos en Venezuela y sus altos costos es la causante de que muchos pacientes interrumpan momentáneamente o en definitiva sus tratamientos, poniendo en grave riesgo su salud y sus vidas.

Las autoridades competentes no hacen nada para solventar tal deficiencia, la negligencia hospitalaria se agudiza y los enfermos crónicos pierden cualquier esperanza de vida ya que no esperan ayuda alguna por parte del Estado.

La Organización No Gubernamental, Acción Solidaria, explica que en el mes de enero del presente año 2018, el índice de desabastecimiento de medicinas para hipertensión, diabetes, diarrea e infecciones respiratorias era 91,6% llegando incluso a 96,7% en el caso de las medicinas para las infecciones respiratorias agudas.

El Observatorio Venezolano Salud informa que a pesar de la pérdida de peso en la mayoría de la población venezolana, las enfermedades crónicas cómo la diabetes, hipertensión, etc. siguen presentes en el país.

¿Cómo hace un paciente para comprar los fármacos para la presión alta si su pensión es de apenas Bs. 392.646? dichos hipertensivos en farmacias tienen un valor aproximado a Bs. 680.000 (si corre con la suerte de conseguirlo) mientras que en el mercado negro tienen un costo entre un millón y tres millones de bolívares. Nadie puede mantener su enfermedad con un sueldo mínimo.

Hay pacientes que para tratar de alargar sus respectivos tratamientos tienen que tomarse la pastilla un día sí y otro día no, otros recurren a medicina natural como agua hervida con hojas de guanábana y una cabeza de ajo.

El vino es un anticoagulante muy eficaz que ayuda en todos los casos de hipertensión, relajando arterias y venas.

¿Con qué está resolviendo usted su hipertensión a falta de medicamentos? #Comente

En @ReporteYa seleccionamos algunas opiniones de nuestros destacados seguidores:

Nuestro seguidor, Jaime Diaz @JaimeDiaz514f redacta: “Tomo agua hervida con hojas de guanábana y ajo”.

El usuario, Eduardo Salcedo @Eduardo91716889 señala: “Con nada”.

La cuenta, Rolando Asuaje @rolandoasuaje40 explica: “No estoy tomando nada, solo cuando consigo”.

El tuitero, Carlos Mario Ares @padreCarlosAres informa: “Hermano, con una estampita de la Virgen del Carmen y otra de San José que es el patrono de la buena muerte”.

El usuario, m(AD)uro @Wxilgu expresa: “¡Con la constituyente! “esa resolvió todo”.

El Profesor jubilado, Pancho Poitiers @Panchopoitiers comunica: “Un Profesor Titular de la UCV, con doctorado y 40 años de servicio, no puede adquirir, ni siquiera, el medicamento esencial para una hipertensión y/o diabetes. ¡Este es un síntoma terminal del socialismo militarista que destruye a Venezuela!”.

El Observatorio Venezolano Salud @ovsalud escribe: “A pesar de la pérdida de peso, las enfermedades crónicas cómo la diabetes, hipertensión, etc. siguen presentes en Venezuela. #OVSalud”.

El tuitero, Ramón Becerra @ramonbecerrap dice: “No es justo que unas pastillas para la hipertensión (Omersantan) llegaron a 3 Millones de bolívares. En Venezuela no hay gobierno”.

Tags