Mundo

Renunció el presidente del Comité Olímpico de EE UU por escándalo sexual

Scott Blackmun enfrentó duras críticas por la forma en que manejó el escándalo de abuso sexual en la Federación de gimnasia. El directivo, que lucha contra un cáncer de próstata, estuvo en el cargo durante 8 años

Scott Blackmun

Referencial

El presidente renunció a su cargo alegando razones de salud

Scott Blackmun, presidente ejecutivo del Comité Olímpico de Estados Unidos (USOC por sus siglas en inglés), renunció al cargo alegando razones de salud, anunció el organismo este miércoles, en momentos que se le reclamaba la dimisión tras el escándalo de abuso sexual en la gimnasia de ese país.

Blackmun, que enfrentó críticas punzantes por su manejo del caso que involucró al médico del equipo Larry Nassar que sacudió el deporte, se marcha después de ocho años como ejecutivo de esa organización.

El administrador de 60 años había revelado recientemente que estaba luchando contra el cáncer de próstata.

"Dada la actual situación de salud de Scott, hemos acordado que es en el mejor interés de Scott y el USOC que identifiquemos nuevos líderes para poder abordar de inmediato las iniciativas urgentes que tenemos por delante", dijo en una declaración Larry Probst, Presidente de la USOC.

"El USOC se encuentra en un momento crítico de su historia. El importante trabajo que Scott comenzó necesita continuar y requerirá una atención especialmente enérgica a la luz del abuso de Larry Nassar durante décadas contra los atletas afiliados a USA Gymnastics", añadió.

La USOC dijo que Susanne Lyons, miembro de la junta, reemplazaría a Blackmun como presidente ejecutivo interino mientras se iniciaba la búsqueda de un sucesor permanente.

La partida de Blackmun se produce después de que se enfrentara a pedidos de renuncia por su presunta falta de actuación a medida que se desarrollaba el escándalo de Nassar, afirmaciones rechazadas por el USOC.

Varios senadores estadounidenses exigieron su renuncia después de un informe del Wall Street Journal que decía que el USOC se enteró de las acusaciones en torno a Nassar en 2015, pero no hizo nada para intervenir.

El USOC defendió el manejo de Blackmun sobre el caso, y Probst dijo a reporteros en Pyeongchang en los recientes Juegos Olímpicos de Invierno que "hizo lo que se suponía que debía hacer e hizo lo correcto en todo momento".

No confian en él

Probst había descartado inicialmente cualquier cambio en el personal hasta que una investigación ordenada por el USOC determinó quién sabía qué y cuándo, afirmando que Blackmun había "servido al USOC con distinción".

Sin embargo, el progreso de esa investigación fue confrontado por un obstáculo inmediato después de que surgió la semana pasada que varias víctimas de Nassar habían jurado no cooperar, citando su desconfianza hacia el USOC y Blackmun.

El Wall Street Journal informó que las gimnastas olímpicas, incluidas las medallistas de oro Aly Raisman y McKayla Maroney, habían dicho que optarían por no participar en la investigación.

"Los atletas no quieren participar", dijo un abogado de las gimnastas al periódico. "No confían en el USOC, y no confían (en Blackmun)".

Raisman, una prominente crítica de Blackmun, había dudado de que tan comprometido estaba el USOC con la investigación.

"Durante 31 meses, no escuché nada", dijo Raisman al Journal. "Me parece difícil de creer, después de todo este tiempo, que el USOC esté genuinamente preocupado por algo más que el escrutinio que ahora está enfrentando".

Al menos 265 mujeres atletas, varias de ellas gimnastas ganadoras de oro olímpico, afirmaron que el ex médico del equipo estadounidense Nassar abusó de ellas durante un período de dos décadas en el peor escándalo en la historia del olimpismo de Estados Unidos.

Nassar, de 54 años, fue sentenciado el mes pasado de 40 a 175 años de prisión por sus crímenes después de días de angustiosos e impactantes testimonios de las víctimas.

Blackmun se había disculpado luego de que ningún representante del USOC había asistido a las audiencias judiciales.

"El USOC debería haber estado allí para escucharlo en persona, y lamento profundamente que no haya sucedido", dijo Blackmun en una disculpa en enero dirigida a las víctimas de Nassar.