Economía

Venezuela regresa a un solo tipo de cambio tras eliminación del Dipro

El economista Jesús Casique asegura que el nuevo funcionamiento del Dicom no va a solucionar el problema cambiario en el país porque los empresarios no tienen divisas que vender en el sistema

Dicom
Por Ricardo Zapata | @rzapata96 | rzapata@el-nacional.com

El 26 de enero de este año fue publicado en Gaceta Oficial N° 41.329 el Convenio Cambiario N° 39 donde se establece el nuevo funcionamiento del Sistema de Divisas Complementarias (Dicom), su modalidad de compra y la participación de las empresas y personas naturales en las subastas.

Uno de los elementos que más resaltó en el documento emanado del Banco Central de Venezuela (BCV) fue la derogación en su artículo 37 del Convenio Cambiario N° 35, en el que se determinaba el funcionamiento del Sistema de Divisas Protegidas (Dipro) cuyo tipo de cambio desde su creación, el 9 de marzo de 2016, fue de Bs 10 y se utilizaba para importaciones prioritarias como alimentos y medicinas.

Con la eliminación de este tipo de cambio, el país volvería a tener un solo precio legal del bolívar frente al resto de las divisas internacionales y sería el Dicom, que solo permitirá a las personas naturales comprar 420 euros trimestrales y 1.680 anuales. En el caso de las personas jurídicas podrán adquirir como máximo 340.000 euros mensuales o su equivalente en otra moneda extranjera.

En una entrevista exclusiva para El Nacional Web, el economista Jesús Casique explicó que la eliminación del Dipro no va a mejorar en nada la situación cambiaria del país porque el gobierno sigue sin entender que hay una fuerte escasez de divisas producto de la caída en las exportaciones petroleras.

“La producción de barriles diarios de petróleo tuvo una disminución en el año 2017 de 649.000. A eso debemos sumarle que el parque industrial está gravemente paralizado por la escasez de divisas. El hecho de que el gobierno elimine el Dipro no representa mayor variación en la política cambiaria porque de fondo sigue el control de cambio y no hay un precio competitivo del bolívar frente a otras divisas”, aseguró.

Casique hizo énfasis en que el Dipro solo atendía algunos sectores de la economía y que, en su mayoría, las entregas eran realizadas de forma discrecional por el gobierno.

“El sector empresarial y el comercio en general tienen mucho tiempo manejando sus costos a dólar paralelo porque ninguno de los dos sistemas oficiales otorgaba divisas a todos los sectores para producir o importar los bienes necesarios. En el caso del Dicom, desde septiembre de 2017 no entregó más divisas a las empresas”, explicó.

El convenio cambiario N° 39 establece que las operaciones de las subastas del Dicom serán entre personas naturales y jurídicas. Por lo que el Estado no tendrá participación en la oferta de divisas como sí ocurría en los sistemas cambiarios anteriores (Cadivi, Sitme y Sicad). El último tipo de cambio al que se asignaron divisas a través del Dicom fue de Bs 3.345 por dólar.

“Ninguno de estos experimentos cambiarios producto del control de cambio ha funcionado en la economía venezolana y la gran interrogante es cuál va a ser el nuevo tipo de cambio en el mercado”, aseguró.

Aún se desconoce cuál será el destino de las divisas que el estado otorgaba a través del Dipro, puesto que ni el BCV ni los entes económicos estatales se han referido a su destino. “Hay que esperar a ver cómo va a hacer el gobierno porque ellos todas las cuentas nacionales las calculan a 10 Bs/$. Nos quedará esperar a ver a qué tipo de cambio va a recalcularlas”, dijo Casique.

El experto en finanzas también indicó que va a ser muy extraño que los empresarios vendan divisas en el Dicom porque más bien el sector necesita conseguir dólares para funcionar. “¿Quién va a vender dólares en ese sistema cuando tiene una tasa que es mucho más alta? Yo dudo mucho que algún empresario, más allá de alguno que quiera apoyar el nuevo sistema, vaya a meter dólares u otra moneda internacional en el Dicom”.

La última subasta del Dicom fue suspendida en noviembre de 2017 luego de que el gobierno de Estados Unidos impusiera sanciones contra el gobierno nacional en las cuales se les prohíbe la emisión de bonos en el país norteamericano tanto del Estado venezolano como de Pdvsa. La situación generó que los bancos internacionales no pudieran despachar las divisas de la última subasta por temor a ser sancionados también por el gobierno de EE UU.

A pesar de que el presidente Nicolás Maduro intentó solucionar el problema implementando un sistema de canasta de monedas conformado por divisas distintas al dólar como el euro, la rupia y el yuan, las personas que participaron en la subasta no fueron adjudicadas .

Para el 1° de febrero, el BCV convocó la primera subasta del Dicom luego de 4 meses. Las personas naturales podrán ofertar mínimo 50 euros y las jurídicas 1.000 euros. El precio de referencia para esta subasta será de 3.345 Bs/$, el establecido en la última subasta realizada en septiembre.