Mundo

Prevén crecimiento de programa para inmigrantes inversionistas en EE UU

En 2003 unas 100 personas se beneficiaron con el programa; sin embargo, esa cifra creció a 2.771 en 2012 y a 9.000 en 2015, según The New York Times

Visa EB-5

hehindubusinessline.com

 Entre los inversionistas en Norteamérica destacan venezolanos, mexicanos y colombianos

Tras el endurecimiento de las políticas migratorias en Estados Unidos y las críticas de las que ha sido objeto el programa de visas EB-5, que otorga residencia permanente a inversionistas calificados y su familia directa, asesores y especialistas en la materia señalan que aunque el congreso discute posibles cambios, su eliminación no estaría planteada.

Analistas como Andy J. Semotiuk (colaborador de Forbes), la reconocida abogada de inmigración en Nueva York, Mona Shah, y los periodistas Nelson D. Schwartz y SuileeWee (New York Times) basan sus pronósticos en que las amenazas del presidente electo han sido en contra de los que permanecen en Estados Unidos de manera ilegal.

De hecho, Trump tiene buenas razones para impulsar la renovación de este programa: ha otorgado licencia a constructores para usar su nombre y el de sus empresas en dos proyectos que se cimientan en estos momentos, a través del proceso de inmigración de inversionistas EB-5.

Actualmente se desarrollan múltiples proyectos en todo el país, como es el caso del Trump Bay Street en Downtown de Jersey City, un edificio de 50 pisos con apartamentos de lujo que está bajo el control de Kushner Companies, una empresa dirigida por el ejecutivo Jared Kusher, esposo de la hija de Donald Trump, Ivanka.

El Wall Street Journal divulgó recientemente que la organización del nuevo presidente también otorgó licencia a Global Management Resources, para la construcción de un ostentoso hotel de 33 pisos en el centro de Austin, Texas, que costará más de $ 170 millones y que buscará unos $ 40 millones a través de 80 capitalistas extranjeros.

El hecho de que Trump haya estado dispuesto a otorgar licencias de su nombre a estos proyectos sugiere, como mínimo, un apoyo implícito al programa. A juicio del ex gobernador de Nueva York, George Pataki, esto es solo el comienzo de lo que puede ser un impulso para este tipo de desarrollos.

“Su firme posición es contra la inmigración ilegal. El EB-5 es un programa legal de inmigración, y Trump entiende la necesidad de la llegada de capitales extranjeros, así como la importancia que tienen las inversiones”, dijo Pataki.

$ 14.6 billones y 29.000 empleos en 8 años

El Congreso de Estados Unidos inició el programa EB-5 en 1990, con el objetivo de fomentar la llegada de capitales foráneos para generar empleos. Los extranjeros que no tengan antecedentes penales tienen la posibilidad de obtener de manera inmediata, junto a sus familiares, el estatus de residente con esa categoría, mediante la inversión en una empresa comercial que genere al menos 10 empleos de tiempo completo en un periodo de dos años.

Esto les permite a los titulares, cónyuges e hijos solteros menores de 21 años vivir y trabajar de manera legal en cualquier parte de EE UU, teniendo acceso a planes de salud y educación a precios preferenciales. Una vez que el inversor cumple con los criterios, la residencia EB-5 se convierte en permanente y luego de cinco años también puede aspirar a la ciudadanía.

Desde 2008, más de $ 14.6 billones han llegado a Estados Unidos a través de este programa de inmigración para inversionistas, según Invest in the USA (IIUSA), logrando 29.000 empleos anuales directos e indirectos.

Esta cifra espera multiplicarse en los próximos años, pues de acuerdo con el New York Times en 2015 se entregaron 9.000 visas bajo este proceso, un aumento considerable en comparación con 2003, cuando se otorgaron menos de 100, en 2008 1.257 y en 2012 2.771.

La recomendación para tener éxito en una visa EB-5 es elegir cuidadosamente un proyecto seguro, con buena ubicación y respaldado por empresas confiables y de renombre.

A finales de 2016, por ejemplo, inició en Miami la construcción de un hotel financiado en parte a través del programa EB-5. Entre los inversionistas destacan venezolanos, mexicanos y colombianos.

Con información de nota de prensa