Política

“Mamá Lis” no pudo celebrar el Día de las Madres

El hijo de Lisbeth Añez, defensora de derechos humanos recluida en El Helicoide desde el pasado viernes, no pudo visitar a su madre el día de hoy

ctv-db7-file-987f3b92-97ab-8bfa-9a47-0961a2b1d78e

Celebrar el Día de las Madres fue imposible para “Mamá Lis”, como familiares de presos políticos suelen llamar a Lisbeth Añez, defensora de derechos humanos que desde el pasado viernes se encuentra recluida en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en El Helicoide.

El apodo comenzó a desarrollarlo en 2014, cuando comenzó a donar comida y medicinas para presos políticos en distintas cárceles de Venezuela.

Ahora, en 2017, le tocó pasar su día alejada de sus hijos, que no pudieron visitarla pese a que uno de ellos,  aproximadamente a las 10:00 am, llegó a la sede de El Helicoide para conocer las condiciones en las que se encontraba su madre. “Estuve fuera, pero no me dejaron verla”, relató  Luis González Añez, en declaraciones exclusivas para El Nacional Web. Denunció que no ha tenido contacto con ella desde que fue aprehendida. 

“Pude llevarle ropa, comida y varios utensilios y, aunque tengo entendido que se los hicieron llegar, lo poco que sé es por familiares de otros presos y por terceros”, agregó.

Confesó que tenía como tradición celebrar el Día de las Madres con su mamá, por lo que no pudo evitar sentirse nostálgico.  “Quien quiere a su madre sabe que no tenerla a su lado es algo indescriptible; es una experiencia muy dura que no le deseo a nadie”, dijo. 

No obstante, confió en que hallarán una solución para su caso, cuya defensa fue asumida por Alfredo Romero, director de la ONG Foro Penal Venezolano.

“Puede que no esté físicamente, sin embargo, de corazón estamos juntos para sacarla adelante”, aseguró.

Sin fecha estipulada

Al momento de publicación de este trabajo periodístico, ni abogados ni familiares han podido visitar a Añez en El Helicoide para constatar sus condiciones de reclusión ni estado de salud, y tampoco tienen una fecha estipulada para poder verla en persona.