Política

Denuncian que joven con discapacidades mentales fue recluido en Ramo Verde

Isleiker Polanco de 19 años de edad fue imputado por los delitos de instigación a la rebelión y ataque al centinela, que se encuentran estipulados en el Códirgo Orgpanico Militar 

Cárcel de Ramo Verde

Archivo

Cárcel militar de Ramo Verde donde se encuentran varios presos políticos

Discapacidades mentales no fueron impedimento para que Isleiker Polanco fuera detenido por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) durante una protesta opositora en Coro, capital del estado Falcón, para posteriormente ser procesado por tribunales milites y enviado a la cárcel militar de Ramo Verde.

“Aunque cronológicamente tiene 19 años de edad, mentalmente actúa como si tuviera siete u ocho años”, explicó Joanna Peñalver, coordinadora de la Organización Venezolana de Autismo y que le está haciendo seguimiento al caso, en declaraciones exclusivas para El Nacional Web. 

Informó que al joven le imputaron los delitos de instigación a la rebelión y ataque al centinela, estipulados en el Código Orgánico Militar.

Detalló que Polanco, que sufre retardo, una vez que fue aprehendido, lo enviaron a la base naval de Punto Fijo, donde lo tuvieron retenido hasta la madrugada del domingo, cuando finalmente llegó a Ramo Verde, donde no le han permitido recibir visitas de sus familiares. Sin embargo, funcionario del centro penitenciario les aseguraron que Isleiker estaba en buen estado físico y de salud. 

Estado de indefensión 

Entre las irregularidades que Peñalver denunció en torno al caso de Polanco, precisó que no se le permitió escoger a sus abogados, sino que le impusieron un defensor público que presuntamente desestimó los informes que constataban la salud mental del muchacho.

Agregó que los padres de Polanco, habitantes de Coro, tienen dificultades para trasladarse hasta Los Teques, donde se encuentra el penal de Ramo Verde. “Son de escasos recursos, el papá es indigente y ni siquiera tienen teléfonos celulares”, lamentó.