Política

Xiomara Scott deseaba un cambio en el país

Se había jubilado hace dos años y se había desempeñado como enfermera intensivista. Sufría de artritis y no dejó hijos

Xiomara Scott

RunRunes

 Xiomara Scott

Entre los participantes de la consulta popular del domingo en la tarde, en Catia, que fueron atacados por una ráfaga de disparos por parte de grupos civiles armados, estaba Xiomara Soledad Scott, de 60 años de edad. Recibió un tiro en la cadera y el proyectil se le alojó en la vena femoral que le generó un desangramiento.

Familiares de la víctima indicaron que ellos desconocían que Xiomara estuviera en el evento convocado por la MUD. Supieron del hecho porque unos vecinos llamaron a uno de los sobrinos, que no quiso identificarse, y le informaron que su tía había muerto por un impacto de bala mientras estaba en Catia.

Las personas que notificaron el suceso se enteraron porque estaban en las inmediaciones del lugar. Una vez que recibieron la noticia, se trasladaron a Caracas. Algunos parientes viven en Vargas y otros en Maturín. Los parientes llegaron directamente al Periférico de Catia, donde fue trasladada. Dijeron que ella estaba sola en la concentración y que asistió porque era opositora al gobierno de Nicolás Maduro. Quería un cambio en el país. Según una de las hermanas, que tampoco quiso suministrar su nombre, la última vez que habló con Xiomara ella le dijo: “Te quiero mucho, mi hermana. Voy a comprar algunas medicinas”.

Familiares comentaron que era licenciada en Enfermería de la Universidad Rómulo Gallegos y que había cursado varios diplomados en el área. Trabajó durante 35 años como enfermera intensivista en el hospital Pérez Carreño y se había jubilado hace dos años. Aseguraron que como sufría de artritis, su médico le recomendó que no tuviera hijos por lo delicado de su condición. “Era una mujer muy cariñosa”, señaló su hermana. Siempre se ocupó de sus sobrinos y era muy atenta con ellos, relataron.

Xiomara Scott vivía con una amiga en el Bloque 36 del 23 de Enero. Era la segunda de cinco hermanos. “Queremos que se haga justicia. ¿Hasta cuándo vamos a estar en esta situación? Todo queda impune”, reclamaron los familiares.

En el hecho resultaron heridas tres personas más. Mary Bordanos, de 50 años de edad, quien recibió un tiro en la pierna al igual que Flor Sánchez, de 59 años de edad, y Nelly Alcalá, de 60 años de edad, que recibió un tiro en el pecho. Familiares de Scott indicaron que tanto Bordanos como Sánchez fueron dadas de alta en el Periférico de Catia. Nelly Alcalá se encuentra en terapia intensiva en ese centro de salud.