Política

Trece ONG convocan a protestas sociales organizadas

Exigen que Asamblea Nacional se declare en sesión permanente para debatir situación nacional y establecer responsabilidades por daños ocasionados

Ocho Antich

 Ocho Antich, en nombre de las 13 ONG, afirmó que rechazan los saqueos

El coordinador general del foro Cambio Democrático, Enrique Ochoa Antich, en una rueda de prensa llevada a cabo en las adyacencias del Banco Central de Venezuela y acompañado por representantes de 13 organizaciones civiles, convocó a continuar protestando pacíficamente en todo el país, sobre todo en enero y febrero, para exigirle al gobierno que atienda las demandas sociales como inseguridad, comida, medicinas y alto costo de la vida.

En un documento escrito, que fue enviado al diputado Julio Borges y a los partidos políticos involucrados, se especificaron varios puntos por tratar ante los problemas ocasionados por las medidas monetarias que estableció el gobierno recientemente.

Ochoa explicó que las organizaciones que suscriben el posición postulan la necesidad y urgencia de un “Gobierno de Unidad y Salvación Nacional” que permita solucionar la crisis que vive el país. “La hora es para la unidad de todos y para la reconciliación nacional, lo que exige abandonar banderías sectarias y subalternas. Todos estamos convocados, oficialistas y opositores. El chavismo popular y democrático debe ser un factor esencial en cualquier proyecto de unidad y salvación nacional. El nuevo presidente de la Asamblea Nacional debe trabajar en esta perspectiva y desde aquí así se lo pedimos”, suscribe el texto.

A su vez, le solicitan a la Asamblea Nacional declararse en sesión permanente para debatir los consensos necesarios que ayudarán a solucionar los problemas actuales y establecer responsabilidades por daños ocasionados. Agregan una convocatoria a la mesa de diálogo con el apoyo del Vaticano y demás intermediarios.  

“Rechazamos los saqueos y la protesta violenta, que solo es enfrentamiento de pueblo contra pueblo. Pero comprendemos, y exigimos a la clase política que comprenda, la rabia de un pueblo agobiado por una política económica que solo le ha reportado sufrimiento, sacrificio y dolor. El Estado debe indemnizar a los comerciantes afectados, pues la causa de la violencia social se encuentra en la ineptitud de quienes detentan el poder”, señala el texto.