Política

“La salida electoral clásica está clausurada”

Diego Bautista Urbaneja dijo que con el entorno electoral y la maquinaria oficialista actual es imposible que Maduro pierda

CNE

Referencial

La situación económica y la falta de confianza en el voto configuran un escenario que hace que la ciudadanía no vea claro por qué debe participar

Las elecciones fijadas para el 20 de mayo no son la solución a la crisis política, económica y social que afrontan los venezolanos, advirtieron analistas políticos.

Durante el foro El momento político actual ¿hay salida a la crisis?, en  el que participaron Félix Arellano (internacionalista), Amalio Belmonte (secretario de la UCV), Diego Bautista Urbaneja (politólogo) y Félix Seijas (estadista), descartaron que se produzca un cambio de gobierno con la participación en los próximos comicios en las  condiciones que impone el Consejo Nacional Electoral.

“La salida electoral clásica está clausurada hasta nuevo aviso”, manifestó Bautista Urbaneja. Considera que actualmente es imposible que Nicolás Maduro pierda las elecciones presidenciales debido a la maquinaria tecnológica que el gobierno, el PSUV y el Estado han implementado para lograr su objetivo de permanecer en el poder.  “Perdiéndolas o no, las va a ganar”, agregó.

Seijas, director de la encuestadora Delphos, indicó que de acuerdo con el último estudio de opinión de marzo, si los comicios fueran hoy el candidato Henri Falcón ganaría las elecciones presidenciales con 29% del registro electoral. Maduro obtendría 26% del apoyo y 45% de los electores no sufragarían.

Durante su intervención en la Sala Francisco de Miranda de la UCV, precisó que el apoyo político de la oposición –que ha decrecido desde 2016– se encuentra por debajo de 40% y el del oficialismo en 27%. Afirmó que para conseguir una salida a la crisis es indispensable el activismo de la sociedad civil.

Belmonte aseguró que el problema más grave que afronta la oposición es transformar la demanda política en una masa activa, y que para eso debe vencer la antipolítica y el escepticismo, los problemas de organización, la debilidad del liderazgo y acabar con los mitos de que habrá “un salvador”, así como dejar claro que la reconstrucción está en el trabajo de todos los sectores.

Advirtió que luego de las elecciones habrá un problema mayor: un nuevo período de gobierno de Maduro. “Tendremos que enfrentarlo con organización unitaria de ciudadanos muy fuerte, con respuestas políticas para hoy y para después”.

Arellano afirmó que “con la elección fraudulenta” el único camino para salir de la crisis será la negociación, y que la presión internacional –que considera bastante coherente– apunta hacia ello. “No va a ser la elección la que resuelva el problema de los venezolanos”, añadió.

Tags