Política

Rafael Ramírez renunció al cargo por orden de Maduro

El ex presidente de Pdvsa  atribuye su “difícil decisión” a las opiniones que expresó insistentemente frente a la profunda revisión que requiere el gobierno

Rafael Ramírez

Las “observaciones honestas” de Rafael Ramírez sobre el curso político del chavismo le valieron su despido. El ex ministro de Petróleo, que fungía como embajador representante permanente de Venezuela ante la Organización de Naciones Unidas, así lo confirmó ayer a través de su cuenta en Twitter. 

El también ex presidente de Petróleos de Venezuela hizo pública una carta de renuncia enviada el lunes al canciller Jorge Arreaza, en la que reconocía la “difícil decisión” de dimitir de su cargo ante la petición del presidente Nicolás Maduro. 

“Esta decisión responde a los acuerdos alcanzados en nuestra conversación, según ha manifestado el ciudadano presidente de la República, de separarme del cargo para que cese, según ha sido su deseo manifiesto, de representar al país frente a este organismo multilateral”, indicó Ramírez, al resaltar las “limitaciones” a las que fue “sometido” tras expresar sus consideraciones sobre una revisión necesaria del gobierno.

“Se me ha removido por mis opiniones, me mantendré, pase lo que pase, leal al comandante Chávez”, fue la frase escrita por Ramírez para acompañar su misiva.

Dijo que se vio obligado a expresar sus opiniones públicamente, luego de manifestarlas insistentemente en los espacios políticos correspondientes, lo que a su juicio, le aseguran más ataques contra él y su entorno.

Ramírez, quien será sustituido por el embajador de Venezuela ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, Samuel Moncada, destacó el reconocimiento que recibió de parte del fallecido Hugo Chávez  por lo aportado durante su gestión. “Atacarlo es solo producto de un cálculo político, egoísta y mezquino”, señaló.

María Gabriela Chávez, hija del ex presidente Chávez, escribió en Twitter luego de varias horas de conocerse la noticia: “Bienvenido nuevamente, Samuel Moncada. ¡Cuenta con todo mi apoyo!”.

Casos de blanqueo. El fiscal general designado por la asamblea nacional constituyente, Tarek William Saab, calculó ayer en 4,2 millardos de euros el blanqueo de dinero a través de la Banca Privada de Andorra y acusó a Nervis Villalobos, ex vicepresidente de Energía, de estar implicado en este caso.

A Villalobos se le vincula con 13 empresas fantasmas y ha sido mencionado como el segundo cabecilla de una supuesta organización ilegal –que opera desde 2006–, en la que están implicados 40 ex funcionarios de Pdvsa y del Ministerio de Petróleo.

Solicitó al gobierno español la extradición de Villalobos por la posible comisión de legitimación de capital, asociación para delinquir y corrupción impropia, entre las que destaca la compra del grupo Lácteos Los Andes, a través de una empresa fantasma llamada Lomon Overseas S. A.

Por el caso de lavado de dinero han sido detenidos José Enrique Luongo y Diego Salazar Carreño, primo hermano de Rafael Ramírez, quienes serán imputados por el presunto desvío y blanqueo de 1,3 millardos de euros de fondos públicos, entre 2011 y 2012.

También informó sobre el contrato del “buque fantasma” Petro Saudi Saturn, en el que se encuentran involucrados Romer Antonio Valdez Prieto, presidente de Pdvsa Servicios, S. A.; Jesús Figueroa, Lioner Valdez, Adelso Molero y Elías Beltrán, directores de Pdvsa Servicios, S. A. y Rafael Rodríguez, secretario accidental de la junta directiva de Pdvsa.

Saab señaló a Luisa Ortega Díaz, disidente del chavismo, de haber protegido esta "trama de corrupción" y a sus implicados. A su juicio, Ortega Díaz "ordenó cerrar el expediente" y la investigación del "caso de Andorra".

El funcionario descartó que la depuración de Pdvsa obedezca a pugnas en el oficialismo y aseguró que el proceso se da por “una lucha frontal contra quienes le han hecho daño al país”.