Política

"El asalto" al Parlamento que obligó al chavismo sacar a su gente por violenta

Acababa de terminar el derecho Héctor Rodríguez, jefe del bloque del Madurismo, cuando la gente que presenciaba la sesión empezó a correr despavorida. Las mismas personas que desde temprano hostigaban e insultaban desde los alrededores del Palacio Federal Legislativo a la dirigencia habían irrumpido violentamente a la sesión; a su paso agredieron a varios ciudadanos.La situación irregular duró aproximadamente 45 minutos. En ese período de tiempo, además de agredir, vociferaron consignas coreadas por la oposición, pero variando algunos términos."Y va a caer, y va caer, esa Asamblea", "El pueblo arrecho reclama sus derechos" y "Allup maricón".Los violentos se apostaron en diferentes puntos de la AN. Los que llegaron a la cámara pretendían llegar hasta el lugar del presidente del Legislativo. La turba fue contenida por los diputados maduristas. Mientras eso pasaba Henry Ramos Allup observaba los hechos desde su asiento.El otro grupo hizo estragos en el palco de prensa. Con pistola en mano pidieron los chalecos antibala del equipo reporteril de Telecaribe. Al equipo de Globovision le robaron una cámara. Héctor Rodríguez subió al lugar y logró convencer a algunos ciudadanos para que se retiraran. Pasado los 45 minutos, la sesión fue retomada. El primer vicepresidente, Enrique Márquez, calificó la acción como un asalto. Al final del debate, Ramos Allup dudó que se tratara de un hecho aislado.Los diputados chavistas, en cambio, no fueron contundentes en rechazar lo ocurrido. Elías Jaua expresó preocupación por la agenda internacional que planteaba la oposición. Destacó que el revocatorio no estaba desechado si no suspendido por el fraude. Un discurso similar pronunció Pedro Carreño.El próximo martes el parlamento sesionará nuevamente.