Política

Por un país de propietarios, un libro para alimentar la esperanza

El texto, escrito por Isabel Pereira y Rafael Quiñones, defiende la propiedad privada y la libertad individual

Elizabeth De Ponte

 El texto, escrito por Isabel Pereira y Rafael Quiñones, defiende la propiedad privada y la libertad individual

Por KARLA PÉREZ

“La idea es abrir camino, alimentar la esperanza”. Así inició este jueves Isabel Pereira el foro Tu propiedad, organizado por Cedice Libertad, en el que presentó su libro Por un país de propietarios, el cual postula la necesidad de que en Venezuela se aplique un sistema que limite la participación del Estado en la economía.

El coloquio tuvo lugar en el auditorio de El Nacional. Contó con la participación de Colette Capriles, Gerardo Fernández y la autora, quienes señalaron sus puntos de vista respecto a la publicación. Asistieron María Corina Machado, coordinadora de Vente Venezuela, y Marcel Granier, presidente de RCTV.

Por un país de propietarios, también firmado por Rafael Quiñones, evoca la importancia del derecho de propiedad y propone la redacción de una nueva Constitución que conlleve a la transformación del modelo social actual.

La idea es que se instaure la libertad de mercado y se reconozca al individuo como un ciudadano libre que puede crear riquezas. Por lo tanto, rechaza el “Socialismo del siglo XXI”, pues es una ideología que impone un sistema autoritario.

“Históricamente, el populismo político reduce a los individuos y colectividades que hacen política en una sociedad a masa o multitud. Las personas dejan de ser individualidades, clases sociales, colectividades organizadas, a ser una enorme masa uniforme llamada ‘Pueblo’, en la que quien contradice esa noción de hacer política sería un ‘Anti-pueblo’ y por lo tanto sujeto de exclusión existencial del sistema político”, dice en el capítulo 3 del libro, en el que además califica al chavismo como modelo político populista.

Colette Capriles elogió el texto de Pereira y Quiñones. Sin embargo, opinó que no son las normas las que hay que cambiar (refiriéndose a la Constitución), sino las prácticas.

Un asunto esencial que trata el libro es la manera en que es manejada Pdvsa: “Con la estatización (de Pdvsa), las empresas privadas extranjeras pasaron a manos del gobierno venezolano sumándole un enorme poder y relegando al sector privado a una situación de aun más minusvalía”, dice Oscar García Mendoza, autor del prólogo.

Durante el foro, Pereira indicó que muchos están de acuerdo con que la empresa pertenezca al Estado porque han sido “muy bien adoctrinados”.