Política

Poder Electoral augura reconocimiento mundial el 20-M

Más de 150 acompañantes internacionales de América, el Caribe, África, Asia y Europa observarán los comicios

Tibisay Lucena

 Foto: AVN

El Consejo Nacional Electoral aseguró que los comicios del domingo serán reconocidos en el mundo, pese a los pedidos de numerosos gobiernos para que se suspenda ese proceso señalado de fraudulento.

“Estamos seguros de que van a ser reconocidos por todo el mundo, estamos convencidos de que la mayoría de las naciones del mundo aceptarán y respetarán esta voluntad soberana del pueblo de Venezuela”, dijo la presidente del CNE, Tibisay Lucena. Pronosticó que  será “un proceso electoral tranquilo, en paz, con un gran civismo”.

Indicó que la jornada de este fin de semana la observarán más de 150 acompañantes internacionales, académicos, intelectuales, políticos, parlamentarios, religiosos y organizaciones no gubernamentales provenientes de América Latina y del Norte, el Caribe, África, Asia y Europa.

“Para este 20 de mayo tenemos realmente un ejército de paz, de democracia”, aseveró. Precisó que habilitarán 14.638 centros de votación en todo el país, en los que dispondrán 34.143 mesas electorales que serán instaladas hoy.

La instalación será a las 8:00 am, horario fijado por la Junta Nacional Electoral conforme establece el Reglamento de la Ley Orgánica de Procesos Electorales.

La presidente del CNE opinó que la  elección ha sufrido “ataques feroces desde el mismo momento en que fue convocada”, sin que hasta ahora se hayan presentado “reales argumentos” contra el proceso. “Estamos ante una gran violencia internacional que pretende que esta elección del 20 de mayo no se lleve a cabo”.  Agregó que a medida que se acerca la fecha pautada, “los ataques feroces recrudecen”.

“Hemos extremado las medidas para que este proceso sea transparente, confiable, eficiente, rápido; que sea la voz del pueblo la que decida, y esa es la voz que el CNE respalda”, añadió Lucena.

Calificó de “indignante” la decisión de Canadá de no abrir los centros de votación en ese país.