Política

Piden a la MUD no obviar demandas de la calle tras firma de acuerdo

El Compromiso de Gobernabilidad suscrito por los 21 partidos de la Mesa de la Unidad Democrática es la respuesta de la alianza al mensaje del pueblo en la consulta popular del 16 de julio. Diferentes sectores destacaron el carácter democrático y de conciliación que encarna el paso dado por la oposición

MUD
Por SOFÍA NEDERRsnederr | @el-nacional.com | MARU MORALES P. | mmoralesp@el-nacional.com

“Acuerdo refleja
entendimiento y coordinación”

El cardenal Jorge Urosa Savino, arzobispo de Caracas, dijo que “el acuerdo de la oposición refleja el sentimiento de alternabilidad, unidad, entendimiento, coordinación y conciliación que se requiere para la búsqueda de salidas a los problemas que tenemos actualmente en Venezuela. Esto es importante para definir muchas de las decisiones que deberán asumirse en el futuro”.
Añadió que el compromiso estuvo precedido por la consulta popular reciente que, en su opinión, fue un éxito del pueblo pero también de la organización de la Mesa de la Unidad Democrática. Resaltó que se logró un proceso efectivo y pese “a límites de tiempo, que no se recurrió a la infraestructura oficial y en medio de una gran censura impuesta por el Gobierno”.
Consideró significativo que la oposición recurra a las primarias para la elección de un candidato presidencial, tal como quedó establecido en el Compromiso de Gobernabilidad. Cree positivo que el documento le dé un peso importante a las garantías de respeto a los derechos humanos.
“Insistimos en pedir que sean liberados los presos por razones políticas, especialmente quienes tienen boletas de excarcelación. En ese grupo incluyo a Yon Goicoechea, los Polichacao y Wilmer Azuaje. En el caso de Azuaje es inhumano que se le encadene», dijo Urosa.
El cardenal refirió que el acuerdo denuncia la actuación de grupos paramilitares, situación que llamó a combatir. “Lamentablemente vimos en la jornada del domingo cómo grupos violentos asesinaron a sangre fría a la señora Xiomara Scott en medio de un evento democrático del pueblo venezolano”, señaló.

“Se asumió el mensaje del 16 de julio”

El secretario de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Amalio Belmonte, señaló que “la MUD asumió lo que ocurrió el 16 de julio. En los últimos 40 años no se había visto la fuerza de la civilidad para el cambio del país de la forma como se ha dado ahora. Actualmente hay un movimiento social importante y esto lo ha captado la oposición al devolverle el derecho al voto libre, universal y secreto. El gobierno niega este derecho con una constituyente que tendrá una votación sectorizada. En el acuerdo de gobernabilidad se perciben garantías democráticas como la elección de un candidato presidencial por parte de los ciudadanos y la alternabilidad que se manifiesta cuando se fijó que quien resulte electo, no puede aspirar a la reelección inmediata”.
Belmonte agregó que, contrario a lo ocurrido en Venezuela en los últimos 18 años, la MUD no apuesta por ninguna figura mesiánica o caudillo para transformar al país. Indicó que esto se evidencia en el consenso que hay para que la escogencia de un candidato se haga tomando en cuenta la participación, la voz del pueblo.

El representante de la UCV consideró oportuno el plan de recuperación democrática presentado por la oposición porque urge la reconstrucción nacional a partir de acciones y programas concretos. Insistió en que el acuerdo también parte de que las salidas a la crisis que atraviesa el país, en medio de una democracia resquebrajada, deben tomar en cuenta a los ciudadanos. 
“El acuerdo baja la incertidumbre de la sociedad civil sobre la forma cómo se desarrollarán los procesos venideros”, recalcó.

“Demuestra madurez” y “unifica posturas”
Varios representantes del movimiento estudiantil estuvieron presentes el miércoles durante la presentación del Compromiso de Gobernabilidad elaborado por los partidos de la Unidad. Los dirigentes acogieron positivamente el anuncio.
Rafaela Requesens, presidenta de la Federación de Centros Universitarios de la UCV, alertó sin embargo a los partidos sobre la importancia de no perder el foco que motivó al pueblo a salir a protestar ininterrumpidamente desde el 1º de abril pasado. Sostuvo que perder de vista las razones de la lucha podría poner en riesgo los pasos avanzados.
“El acuerdo demuestra organización y madurez política de los partidos, así como un interés de incluir y demostrarle a la sociedad lo que van a asumir al momento de ser gobierno. No obstante, los partidos no pueden olvidar que la lucha no se ha acabado, no pueden olvidar el porqué salimos a la calle, no pueden olvidar a nuestros caídos”, dijo.

Santiago Acosta, consejero de la Universidad Católica Andrés Bello, también recibió con beneplácito el documento, pero instó a los dirigentes de la Unidad a ir avanzando hacia la restitución de la democracia conforme al mandato del 16 de julio.

“Está bien que haya un acuerdo en la unidad como un paso para unificar posturas, pero creemos que antes de hablar de gobernabilidad tiene que hablarse de la transición, de la reinstitucionalización de los poderes, de ir a unas elecciones. Y para todo eso tiene que haber una negociación con el gobierno porque no queremos tener dos gobiernos. Esa negociación tiene que ser para decir cómo y cuándo se irá Maduro”.

“Acuerdo revela arduo trabajo político detrás”
Las ONG también saludaron la presentación del pacto partidista. Carlos Correa de Espacio Público consideró fundamental que haya garantías para los sectores que no están dentro de la Mesa de la Unidad o que se identifican como chavistas: “Ese documento es interesante, es consensuado, pero es importante establecer garantías para esos venezolanos de que no se va a reproducir la práctica de exclusión aplicada por el gobierno actual contra un sector de la población”. Alertó que uno de los aspectos que podría poner en riesgo la durabilidad del pacto es que la gente alimente el resentimiento y la gente empiece a confundir justicia con venganza. “Se necesitan líderes que asuman, digan y construyan un discurso claro que genere confianza en que todos los derechos les serán respetados a todas las personas”, sostuvo Correa.

Mercedes de Freitas, de Transparencia Venezuela, afirmó que el documento apunta a definir una estrategia: “El documento tiene esos elementos que el país necesitaba escuchar: que la unidad será respetada, que habrá primarias, que los partidos dejan sus intereses a un lado. El documento revela que hubo horas de arduo trabajo político y debate y eso es importante”. De Freitas advirtió que la preservación del compromiso descansa en que su contenido sea conocido por todo el país: “Hay que discutir mucho ese acuerdo con el país, ir a las comunidades, hablarle a la gente de lo que es la política. Lo otro es no permitir que la lucha se anarquice porque la solución a la crisis no está en la calle; en la calle está la expresión del descontento, pero la solución está en una mesa de negociación, y eso hay que explicárselo a la gente”, dijo.