Política

Ortega Díaz defiende voto en regionales como "derecho" de ciudadanos

Las elecciones están inmersas en denuncias contra la reubicación de centros de votación que, a juicio de la oposición, afecta a sus feudos tradicionales

Ortega

La fiscal general de Venezuela Luisa Ortega defendió el voto en las elecciones regionales que se celebrarán este domingo, con el argumento de que es un "derecho" de los ciudadanos y de que los comicios "no legitimarán" a la fraudulenta asamblea nacional constituyente.

No es "contradictorio" acudir a votar, ya que no es la constituyente la que convocó los comicios, apunta Ortega, en declaraciones a la televisión internacional alemana Deutsche Welle, para recordar que estos deberían haberse celebrado en diciembre de 2016, pero fueron aplazados por la autoridad electoral.

"Las elecciones son un derecho de los venezolanos. No están convocadas por la asamblea nacional constituyente, están convocadas porque así lo dice la Constitución", insistió la fiscal a ese medio, ante la celebración de los comicios este domingo.

Las elecciones están inmersas en denuncias contra la reubicación de centros de votación que, a juicio de la oposición, afecta a sus feudos tradicionales.

Ortega Díaz se refiere asimismo ante ese medio al expediente que presentará ante la Corte Penal Internacional para denunciar al Estado venezolano por violaciones de los derechos humanos y que fue presentado esta semana en Ginebra.

Asegura que puede probar sus denuncias y dice estar trabajando con la fiscalía de Brasil para recabar material sobre casos de corrupción, en concreto referidos a la trama de la constructora de ese país Odebrecht.

La fiscal no aboga, en cambio, por sanciones económicas contra Venezuela por parte de la Unión Europea (UE), como las dictadas por Estados Unidos, sino que defiende la senda jurídica.

"Yo lo que quisiera es que las medidas que tomen los estados no afecten a la población, no afecten a la sociedad", afirma.

Ortega, quien tras ser destituida por la fraudulenta asamblea constituyente en agosto, abandonó el país para trasladarse a Colombia, se reunió esta semana en Ginebra con el alto comisionado de la ONU para los derechos humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, con quien abordó la situación en su país y la celebración de las elecciones regionales.